30 diciembre 2011

EL NUEVO MINISTERIO DEL INTERIOR Y LA GUARDIA CIVIL


Ya sabemos quiénes serán los integrantes de la cúpula del ministerio del Interior. El nuevo titular de la cartera, Jorge Fernández Díaz, ha decidido que Ignacio Ulloa sea el nuevo secretario de Estado de Seguridad, el número dos del ministerio. Y al frente de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado situará a Ignacio Cosidó en el Cuerpo Nacional de Policía y a Arsenio Fernández de Mesa en la Guardia Civil. El Partido Popular finiquita así el fracasado experimento del “mando único” que ideó el entonces ministro José Antonio Alonso, aunque fue puesta en marcha por Alfredo Pérez Rubalcaba el 8 de septiembre de 2006, situando al frente al mallorquín Joan Mesquida.


Cuando se anunció en 2006 la creación del mando único, con un mismo director general para ambos cuerpos, en cumplimiento del compromiso electoral del PSOE, todos pensamos ilusionados que significaría paulatinamente una homologación de protocolos, procedimientos, organización y estructuras de los dos cuerpos, hasta llegar progresivamente con el paso tiempo a una unificación total entre Policía y Guardia Civil, que siempre he pensado que sería lo mejor. Rápidamente nos dimos cuenta de que no iba a ser así y que se trataba únicamente de una medida cosmética para hacer creer a la ciudadanía que la coordinación era mayor entre ambos cuerpos. Hemos de reconocer que en ciertos aspectos se avanzó, porque la situación de partida era nefasta, pero desde luego el hecho de tener un mando único no ha servido para mucho. En la Guardia Civil solo ha servido para multiplicar el número de generales. Cuando el PP abandonó el poder en 2004 había 17 generales y ningún teniente general. En la actualidad hay justo el doble, 34 generales (4 tenientes generales, 22 de brigada y 8 de división). Esta proliferación vírica de altos cargos, absolutamente desproporcionada e injustificada, supone un coste brutal en sueldos, viviendas, coches oficiales y otras prebendas propias de estos altos mandos como la limpieza de sus viviendas particulares con cargo a los presupuestos generales del Estado, entre otras. Y sin ningún provecho. Estamos hablando de algunos millones de euros anuales.

Además, el mando único ha supuesto un enorme y creciente malestar entre los funcionarios de ambos Cuerpos debido a las diferencias en las condiciones laborales de los agentes y los derechos sindicales y de representación. Se ha hecho más patente que a pesar de tener el mismo director general, a unos se les trata de una forma por el hecho de pertenecer a un Cuerpo de naturaleza civil y a otros de otra muy diferente y más gravosa por el hecho de estar en un Cuerpo militar, a pesar de que todos ellos desempeñan la misma función.

En la actualidad, las relaciones de las asociaciones profesionales de guardias civiles con el ministerio del Interior están completamente rotas y los dirigentes de aquellas están expedientados y sancionados en su gran mayoría sin que hayan sacado ningún logro para el colectivo. Y veo muy difícil reconstruir los puentes y el diálogo por parte de los dirigentes de las asociaciones, incapaces de dar el relevo o de modificar su estrategia, por lo demás errática y fracasada hasta el momento. El nuevo director general de la Benemérita no será en este asunto muy favorecedor del diálogo, sino todo lo contrario. Su trayectoria como Delegado del Gobierno en Galicia en los tiempos del presidente Aznar y del Prestige le describe como una persona muy beligerante con el movimiento asociativo en la Guardia Civil y mucho más con AUGC. Un viejo enemigo de la organización accede al principal despacho de Guzmán el Bueno. Les van a caer más palos que a los olivos en la recogida de la aceituna. Y no me alegro.


El PSOE defraudó las expectativas de la inmensa mayoría de los guardias civiles, quienes le dieron la espalda hartos de menosprecio, mentiras y represión. Los socialistas han transitado en su relación con las asociaciones profesionales desde una etapa de diálogo y cooperación entre los años 2001-2004 (hasta el punto de incluir algunas de las más importantes demandas de AUGC en su programa electoral) hasta la incomunicación total y las medidas represivas de ámbito disciplinario contra los dirigentes de la organización mayoritaria. Esta evolución debiera ser objeto de análisis por parte del PSOE tras su Congreso Federal que se celebrará el próximo febrero en Sevilla. El PSOE perdió de forma absurda el apoyo de miles de guardias civiles y sus familias, y el responsable máximo de esta pérdida de apoyo fue Alfredo Pérez Rubalcaba (aunque hay que reconocer que Carmen Chacón desde el ministerio de Defensa contribuyó en todo lo que pudo), primero por las reticencias a cumplir sus compromisos electorales, lo que definiríamos como su inmovilismo inicial y más tarde su falta de diálogo, su menosprecio, hasta llegar a la represión pura y dura. Terminaron incluso por pactar indecentemente con el PP dar pasos atrás en los derechos reconocidos a los guardias civiles en la Ley de Derechos y Deberes de 2007. He aquí los resultados cosechados con esta política tan poco socialista y tan alejada de los trabajadores de la Guardia Civil.

En el manifiesto “Mucho PSOE por hacer” se reconoce en el punto 8 que otro factor importante de la pérdida de apoyos sufrida por el PSOE “ha sido la pérdida de credibilidad sufrida a lo largo de los últimos años”. Los puntos 18 y 19 ahondan en lo anterior: “A nuestro juicio la pérdida de credibilidad y coherencia ha sido fruto de la erosión de nuestros mecanismos democráticos y del aislamiento social progresivo de nuestro partido. Ese es el porqué de nuestros errores. Antes de que los ciudadanos se alejaran de nosotros, nosotros nos alejamos de los ciudadanos. (…) La exclusiva concentración en las tareas institucionales y el ensimismamiento orgánico nos han llevado a perder en buena medida el pulso de la calle. Y una lealtad mal entendida ha hecho que se omitieran críticas necesarias y ha evitado que ese pulso se transmitiera hacia la dirección de nuestra organización”.


Deseo francamente que el PSOE analice en profundidad y con autocrítica por qué sus votantes les han abandonado, o como a menudo suelo decir, por qué motivo el PSOE abandonó a sus votantes. Solo así podrán corregir los errores cometidos en los últimos cuatro años de gobierno. Y por parte de AUGC, deseo lo mismo: que analicen de forma autocrítica los motivos de su fracaso en los últimos años. Pero en este caso reconozco que mi esperanza es nula. Mientras los actuales dirigentes no reconozcan el fiasco de su gestión y den el relevo a otros más competentes que puedan hacer lo que ellos ya no pueden de ningún modo, que es reconstruir los puentes de diálogo sin debilidades derivadas de su situación personal e individual, no hay nada que hacer para la que un día fue una asociación profesional combativa y fuerte, y ahora no hay quién la reconozca. Nada me gustaría más que AUGC dejara de ser una triste correduría de seguros, para volver a ser un sindicato como la copa de un piso.

20 diciembre 2011

AUSTERIDAD EN LA ADMINISTRACIÓN



Ayer el señor Mariano Rajoy nos dio a todos una alegría cuando en su discurso de investidura, entre otras muchas cosas, anunció la puesta en marcha de un paquete de reformas económicas empezando por la del sector público, para primar la austeridad, lograr mayor eficiencia y evitar duplicidades. “Abordaremos por ello, con carácter urgente, una serie de medidas que permitan reducir costes y mejorar el funcionamiento de la Administración”. Esto, que es tan básico y necesario, imprescindible diría yo en tiempos como los que corren, ha sido la excepcionalidad en la administración pública, acostumbrada a dilapidar recursos en las estupideces más sórdidas. Solo en los últimos meses y debido a la alarmante falta de liquidez hemos visto cómo las Administraciones recortan todo lo recortable, lo cual es muy sano, pero seguimos comprobando que se sigue dedicando ingentes cantidades de dinero público a muchos conceptos que son difícilmente justificables en la coyuntura actual.


Publica ‘20 minutos’ que “Interior paga 500.000 euros al año para limpiar casas de generales” (http://www.20minutos.es/noticia/1249791/0/interior/limpieza/casas-generales/). En resumidas cuentas, se informa de que el Ministerio del Interior –es decir, todos los españoles con nuestros impuestos– paga la limpieza de las casas del director general de la Guardia Civil y de todos los generales, mientras el resto de agentes hace como todo el mundo, que es o limpiarlo cada cual o pagarlo de su bolsillo. En total, se destina medio millón de euros al año. El colmo del asunto es que, según la información publicada por ‘20 minutos’, un portavoz de la Guardia Civil indicó que esta es “una de las prerrogativas que tiene la cúpula de la Benemérita y que todo es legal ya que hay una normativa que así lo autoriza para los funcionarios de nivel 30”. O sea, que se reconoce impudicamente que son prerrogativas (esto es privilegios) pero que son legales. Deben serlo cuando se presupuesta y se adjudica a una empresa especializada las tareas de limpieza correspondientes en las viviendas oficiales de unos 35 altos funcionarios públicos de la Guardia Civil. Será legal, pero es bastante escandaloso y muy poco edificante. No les resulta suficiente con que el Estado ponga a su disposición una vivienda, sino que además hay que pagarles la limpieza, el mantenimiento y apostaría el cuello a que no pagan ni luz, ni gas, ni gastos de comunidad, ni teléfono, ni nada de nada.

Si quiere Rajoy ya tiene por dónde empezar a primar la austeridad. Urge liquidar el sistema de “prerrogativas” que envuelve a los altos mandos militares del Ejército y la Guardia Civil. ¿Cuántos millones nos cuestan a todos las casas, clubes militares, coches oficiales, conductores, asistentes, etc? Seguro que el dinero que se dedica en limpieza de las casas de los generales será muy bienvenido en adecentar alguno de los más de 3.000 cuarteles que la Benemérita tiene en toda España y cuyo estado es deplorable. Al fin y al cabo, imagino que si no se lo paga el Estado, es decir todos con nuestros impuestos, no serán tan guarros de no limpiarlo ellos... o pagarlo de sus suculentas nóminas, como hacemos los demás mortales. ¿O acaso se les ha olvidado lo que es hacer zafarrancho...? En nombre de la austeridad, es bien hora de que Rajoy les recuerde cómo se hace y que se dedique el dinero que llevamos pagando, medio millón de euros al año, a cosas que redunden en beneficio de todos y no en los privilegios de unos pocos altos funcionarios.

17 diciembre 2011

AMAIUR NO PUEDE PEDIR FAVORES PORQUE NADA HA HECHO PARA RECIBIRLOS



Si Amaiur no tiene grupo parlamentario propio, de lo cual me alegro, es porque han concurrido dos circunstancias: la primera, nítida, que no reúnen los requisitos que exige el reglamento del Congreso de los Diputados. Claro que en otras ocasiones esto no ha sido óbice para que la Mesa permitiera la constitución de un grupo parlamentario, pero esa es una decisión política de la propia Mesa. La segunda, es que nadie les ha prestado diputados, operación de filibusterismo parlamentario bastante común por lo demás, pero indecente, máxime si se hace como lo ha hecho Esquerra Republicana de Catalunya, para lograr dinero y una vez sobrado, me vuelvo al grupo mixto. Parece obvio que el reglamento necesita ciertos retoques.

Amaiur necesitaba favores para constituir su propio grupo, y el PP no está por la labor de hacérselos. Y es que el camino se demuestra andando... Hasta ahora no han hecho mucho para que el resto de formaciones políticas admitan su reinserción en la vida política y parlamentaria. Aún no condenan la actividad de ETA que, aunque pasada, sus muertos y heridos ahí siguen, esperando que se reconozca el daño que se les ha causado y con ellos a toda España, se pida perdón y se colabore para esclarecer los atentados de autoría desconocida. Aún tiene Amaiur mucho que demostrar. Podrían empezar pidiendo definitivamente la disolución de ETA.

16 diciembre 2011

LA FRACTURA SOCIAL QUE SE AVECINA


Un país donde los bancos, cuyas ganancias son desorbitadas y mantenidas cuando no aumentadas año tras año, fríen a comisiones abusivas a sus clientes, al margen de asfixiarles económicamente al no conceder crédito. Donde el regulador de dichos bancos, el todopoderoso Banco de España, consiente mirando hacia otro lado que muchos de los directivos de las entidades y de las cajas de ahorro desfalquen al cobrar  cantidades astronómicas o perciban despidos multimillonarios indecentes de dinero público cuando las han llevado a la bancarrota. Un país donde un gobierno autonómico acuerda liberalizar al cien por cien un sector como el comercio, condenando a los pequeños comerciantes a una muerte lenta por inanición frente a los gigantescos centros comerciales, y lo hace por su propia cuenta y riesgo sin consultar con nadie, mucho menos con los comerciantes afectados. Un país donde se embarga el sueldo y las propiedades a un ciudadano para pagar el tratamiento contra el VIH, sencillamente porque es funcionario y no tiene Seguridad Social sino un régimen especial cuyo seguro privado no cubre este tratamiento. Un país donde se desahucia a ancianos o a personas con discapacidad, sin que ninguna institución pública o privada acuda en su auxilio y les ayude a pagar lo que ellos no pueden, evitando así que queden en la calle. Un país donde los enfermos de cáncer deben esperar meses para una intervención quirúrgica que les salve la vida, aunque muy posiblemente llegue tarde por falta de recursos sanitarios.

Un país donde un Gobierno aboca al 20 % de la población al desempleo (el 45 % si hablamos de menores de 25 años) y no hace nada para evitarlo, los ciudadanos votan masivamente para expulsarlos del Gobierno y el Ejecutivo que le sustituye se dedica a despedir a los pocos que ya trabajaban, entre ellos profesores y personal sanitario, incrementando aún más las tasas de paro en nombre de la austeridad y de la contención del gasto, pero sin mencionar nunca la contención del paro y fiándolo todo a la iniciativa privada, cuyos representantes más destacados, los dirigentes de la patronal empresarial, sugiere sin pudor el despido libre y los mini empleos a 450 euros al mes (los mileuristas que antes se quejaban ahora serán considerados potentados privilegiados). Un país donde las personas dependientes no cobran aquello que una Ley establece que tienen derecho a percibir para sufragar sus necesidades básicas. Un país donde los comercios y las calles están vacías en plena navidad porque nadie tiene un duro y los que sí lo tienen, también tienen metido el miedo de quedarse sin trabajo hasta en el tuétano y prefieren no gastar, por lo que cada día son más los negocios que echan a más trabajadores a la calle o cierran directamente.

Un país donde sucede todo esto y los representantes de los ciudadanos se limitan a descalificarse en el Parlamento, acusándose de “y tu eras peor cuando gobernabas…”, está condenado a sufrir en sus carnes una fractura social tan lesiva como inevitable. Ya se verá lo que tarda el agua de la paciencia ciudadana en derramarse por los rebosaderos… Ya está pasando en otros países vecinos, pero en nuestra inconsciencia y en la irresponsabilidad de nuestros gobernantes, aquí nos limitamos a discutir sobre la zona de exposición en el museo de cera de la horrenda e inerte estatua del yerno del Rey o la tibia de un delantero de la selección nacional de fútbol o los trajes del ex presidente de la Generalitat Valenciana. Y mientras tanto, la paciencia ciudadana se va agotando.


02 diciembre 2011

UTILIZACIÓN POLÍTICA DEL CASO URDANGARÍN


 Nóos era una asociación aparentemente sin ánimo de lucro que no movía un folio sin cobrar cantidades millonarias. Generalmente a las administraciones públicas, sus potenciales clientes. También a grandes empresas, ávidas de llevarse bien con las altas instituciones del Estado. ¿Qué veían en Nóos sus potenciales clientes? A la hija del Rey y a su marido, quien fuera destacado deportista olímpico en sus buenos tiempos, vicepresidente del Comité Olímpico Español (no sé si puede haber algo más corrupto que el Comité Olímpico Internacional y su independiente modo de designar las sedes olímpicas) y la capacidad de influencia que ello lleva aparejado y se les presupone. Porque no es lo mismo que las altas instituciones del Estado hablen bien de ti, pues contribuyes a su bienestar económico, a que ni te conozcan porque no les importas un pimiento. Al fin y al cabo, se necesita algo más que un concurso público para que la Vuelta ciclista a España o el Tour de Francia decidan venir a correr una etapa en Mallorca, o que puedas organizar un mundial de ciclismo en pista. Negar esto es vivir en la inopia.

Bien está que se investigue si hay indicios de delito y que quien los haya cometido pague por ello y devuelva el dinero, si procede. Ahora bien, que nadie crea que la investigación judicial y el juicio paralelo promovido por algunos medios de comunicación (una vez más la dicotomía entre opinión pública y opinión publicada) no tendrá consecuencias. Por supuesto que las tendrá y habrá que cargar con ellas. Cuando nos ponemos todos tan chulitos con la familia real diciendo que nadie está por encima de la Ley, debemos dar por descontado que les va a coger un repelús a venir por Mallorca que el mero hecho de pisar la base aérea de Son San Joan cursará para ellos con terribles sarpullidos. Una alergia de las malas. Porque una cosa es que el juez haga sus averiguaciones e instruya un sumario por diversos delitos, que ya se probará si concurren o no y quién es el responsable. Pero de ahí a alentar una causa general contra familia real o la monarquía, va un trecho. Yo, desde luego, a donde no me quieren procuro no ir. Y no soy rico y poderoso. Apuesto a que el verano de 2012 se dejarán ver poco por aquí. Ya lo verán. Y luego nos lamentaremos del trato dispensado. Cuando el daño esté hecho, cuando la Copa del Rey de vela se celebre en Barcelona o en Valencia, cuando el Rey y su familia pisen Mallorca con la asiduidad que van a Tenerife, cuando los refuerzos policiales de la operación verano se limiten a unos pocos policías que cubran las vacaciones de los de aquí, cuando Baleares deje de asociarse a un lugar privilegiado en el que hasta el Jefe del Estado quiere estar mucho antes que en la capital y pase a identificarse con Sicilia y la mafia, cuando el domingo de Pascua en la Seo sea un domingo más, triste y anodino, con las calles vacías... Cuando todo esto pase, dentro de unos años, nos acordaremos de tanta tinta vertida irresponsablemente sobre la imagen de Baleares.

Y es que hemos visto cómo desde la prudencia que los partidos políticos de Baleares mostraron en los días posteriores al registro de la sede de Nóos en Barcelona, algunos han transitado hasta posturas que rayan el ridículo. ¿A qué viene pedir al Govern todos los contratos realizados con el Instituto Nóos? Pues que se ha decidido utilizar el asunto políticamente. ¿Pero acaso no lo está investigando un juez? Por supuesto –se dirá– pero una cosa es la responsabilidad judicial y otra la responsabilidad política. Vamos, que les da igual que el juez Castro y la fiscalía anticorrupción estén investigando el asunto. Se quiere hacer de ello un asunto político para desgastar al adversario. PP = corrupción. Reconoce el diputado Toni Alorda, del PSM, que “ahora seguramente es un mal momento para llevarla al Tribunal de Cuentas y buscar una línea de investigación propia porque está bajo investigación judicial penal y la tenemos que respetar. No queda más remedio que llevar una investigación administrativa”. Más claro, agua. Claro que queda más remedio: confiar en que los jueces y fiscales hagan su trabajo con independencia. Pero una “investigación administrativa” da mucho más juego político, dónde va usted a parar…

Capítulo aparte merece la propuesta hecha por el PSM de que los 1,7 millones de euros que el Govern ha previsto dedicar en 2012 a la limpieza y mantenimiento del Palacio de Marivent, se traspasen a la Consellería de Educación. Estoy muy de acuerdo, porque considero que la Casa Real debiera costear de su asignación presupuestaria (8,43 millones de euros en 2011) el mantenimiento de la residencia que utilizan de forma exclusiva. No veo por qué debemos hacerlo con nuestros impuestos los ciudadanos de Baleares. Pero puestos a hacer demagogia, propongo que la asignación que el PSM recibe de los presupuestos públicos en cualquiera de las Administraciones lo destine a la Consellería de Educación, faltos como estamos de fondos para calefacción y luz en los centros educativos. El dinero que damos de nuestros impuestos al PSM serviría para pagar los recibos de Gesa igual de bien que el dinero que se destina a Marivent. Ya están tardando los nacionalistas en renunciar a él si son coherentes. Como no lo son, pura demagogia.

24 noviembre 2011

LOS ESPAÑOLES SOMOS RADICALES




El nuestro es un país de radicalismos. Tan pronto ensalzamos a alguien como lo ejecutamos en la plaza pública. Con igual rapidez e idéntica ligereza. Los españoles somos radicales. Pasamos de rezar rosarios a quemar iglesias, sin término medio. La moderación chirría. Hablar en un tono de voz comedido es la invisibilidad. La normalidad nos aburre. O estás conmigo y te abro las puertas de mi casa o estás contra mí y te preparo una encerrona. El centro avergüenza. Así es España. Y los presidentes del Gobierno no se libran del deporte nacional de hacer leña del árbol caído. En algo más de cien años han sido asesinados media decena de presidentes, literalmente: Prim, Cánovas, Canalejas, Dato y Carrero. Como ahora no nos permitimos la brutalidad del magnicidio, les asesinamos civilmente. Les difamamos hasta la extenuación. Machacados sin piedad. Y si podemos, les investigamos hasta lo más recóndito para tener material con qué sentarlos en el banquillo, como si hacerlo no fuera en detrimento del propio país, que no de la persona.

No me importa que me tachen de timorato. Me niego a hacer del radicalismo mi norma de conducta. Tan estúpido me parece pedir responsabilidades a Zapatero por las consecuencias de la crisis -como leemos en la prensa últimamente- como estúpido me parecía que se llamara asesino a Aznar y que se pretendiese su procesamiento por crímenes de guerra. Igualmente absurdo y radical. Pero cíclicamente vemos que es lo que sucede: no fue distinto lo que sucedió con González, Calvo-Sotelo y Suárez cuando fueron desalojados del poder. Los españoles somos muy dados al insulto a quien discrepa de uno mismo. Y mucho más si ha ejercido mando y lo pierde, circunstancia que el español medio no desaprovecha jamás para aligerar su frustración con inusitada virulencia. Yo no paso por ahí. Infantilmente, tiendo a pensar que un gobernante toma decisiones pensando y creyendo que hace lo correcto. Puede estar equivocado o acertar, como todo el mundo. Yo puedo compartir su decisión o discrepar rotundamente, pero no creo que merezca la descalificación de plano. No podemos creernos mejor que los demás y pensar que siempre estamos en posesión de la verdad suprema. Y eso en España es el deporte nacional.


Aunque este nuestro país se proclame un estado social y democrático de derecho, sólo es democrático en apariencia porque aquí nadie respeta al contrario ni es capaz de darle la razón, ni siquiera un poquito y aunque sea evidente que la tiene. Nadie practica la autocrítica y mucho menos en voz alta. Lo de pedir disculpas es directamente de otra galaxia, igual que dimitir. Las sesiones del Congreso, del Senado, los plenos de las Diputaciones, de los Consells y de los Ayuntamientos son foros donde descalificar al contrario con micrófonos y público. Donde buscar el titular más sonoro que permita a los de la propia bancada reírse más a gusto (me refiero a los que van, porque los hay que ni siquiera se molestan en ir). No se contrastan ideas, no se hacen propuestas, no hay verdadero debate constructivo. Sólo exabruptos e interrupciones. Demagogia y manipulación. Nula capacidad de diálogo. Sin embargo la situación que atravesamos es de tal gravedad que urge que nuestros representantes democráticos abandonen el camino de la confrontación. Hay que resucitar el parlamentarismo, tan maltrecho el pobre. La clase política no puede seguir degenerando en una casta parasitaria preocupada por acrecentar su poder oligárquico, convirtiendo nuestro sistema político en una partitocracia. Cada sesión del Parlamento, cada pleno municipal aleja aún más a los ciudadanos de sus representantes y la cosa ya ha dejado de ser algo que de risa. ¿Alguien se ha fijado en que ya solo se ríen ellos? Igual la oposición que el Gobierno, aunque estos últimos algo más porque ganar da risa. Seguramente se ríen de todos nosotros. Pero al fin y al cabo, como acertadamente apuntó Joseph de Maistre, cada nación tiene el gobierno que se merece.

21 noviembre 2011

DEBACLE SOCIALISTA EN TODA ESPAÑA



Otras elecciones generales para nuestra mochila democrática. Menos participación y más abstención que en los comicios de 2008, un 28% en toda España que en Baleares se convierte en un 37,8%. Sigue siendo muy preocupante que haya tantos ciudadanos a los que la política les importa un pimiento. El voto en blanco para las elecciones al Congreso se sitúa en el 1,81%, tan solo medio punto superior al 2008. Sin embargo, el voto nulo pasa del 0,64 al 1,29%, y aunque se dobla, continúa siendo residual. Pero ojo al dato: el voto en blanco en las urnas al Senado muestra un incremento sustancial, pues pasa del 2,02 al 5,37%. Este incremento del voto en blanco para elegir senadores entronca con la demanda ciudadana de revisar las funciones de la Cámara alta e incluso de suprimir el Senado y transformar nuestro sistema bicameral en unicameral, un debate que habrá que encarar. En todo caso, la suma de los votos en blanco y los nulos son 650.000 votos en todo el país. Y si les añadimos la abstención, son 10.361.000 votos, casi tantos como los que tiene el PP. ¿No es este dato sintomático de la situación de desafección de los ciudadanos con la política?

Es incontestable la victoria del Partido Popular y merece la pena destacar que esta formación política presidida por Mariano Rajoy aglutina una enorme cantidad de poder estatal y autonómico que debiera gestionar bien. Este potencial que le ha sido otorgado por los ciudadanos es igual de grande como lo será el nivel de exigencias desde el minuto uno. Quizás más, porque el fracaso con esta enorme capacidad política, independiente de ayudas externas de otras formaciones, no tendría excusa. Es cierto que el PP debe buscar el consenso y el diálogo, pues entre todos los votos recibidos hay mucho voto “prestado” con un mensaje muy claro: luchen contra la crisis y contra el paro. Pero haría mal el PP en creer que la mayoría que ostenta le legitima para hacer lo que le venga en gana, gobernar mirando al pasado o aplicando el rodillo de sus 186 escaños. Nada hay más parecido a una dictadura que una mayoría absoluta. Los problemas del país son tantos y de tal magnitud que solo con el esfuerzo de todos pueden ser sorteados exitosamente. Miremos lo que están haciendo en Grecia, Italia, Portugal e Irlanda. En la actual coyuntura, los gobiernos de concentración nacional no son algo descabellado. Rajoy no debe desaprovechar la oportunidad de hacer su mayoría aún más grande a través del diálogo y el pacto con el resto de formaciones políticas. De entrada, CiU, PNV, UPyD y quizás el PSOE cuando consiga reponerse de la paliza, puedan ser proclives al diálogo.

Hablemos del PSOE. Quizás pueda parecer excesivo el castigo sufrido por los socialistas y por su candidato Pérez Rubalcaba. Pero los 5 millones de parados son un argumento suficientemente potente y la demostración inequívoca de su fracaso. Es cierto que en muchas ocasiones se magnifica la capacidad maligna de Zapatero, sobre todo por los medios de la derecha para quienes él encarna el anticristo, porque no es sensato culpar al aún secretario general del PSOE de ser el responsable de que el planeta entero esté al borde de la recesión, como advertía la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, en el mes de septiembre (http://www.cnnexpansion.com/economia/2011/09/04/posible-recesion-puede-evitarse-lagarde). Pero eso no puede servir para ocultar el rotundo fracaso de las políticas de ZP en materia económica y de empleo. Ha perdido su oportunidad y le toca intentarlo a la derecha.

Y ahora, ¿qué hará el PSOE? La convocatoria de un Congreso es inminente, porque el batacazo es tan grande con la pérdida de 4.315.455 votos y 59 diputados, que solo a través de un proceso congresual sólido y autocrítico se pueden poner las bases para afrontar la travesía en el desierto que supondrá esta legislatura, con tan solo 110 diputados. Sin embargo, el PSOE necesita un cambio radical de caras y de proyecto, de ambas cosas. No será suficiente una mano de pintura o un maquillaje superficial. El mensaje de los votantes ha sido clarísimo y si el PSOE no toma nota, las consecuencias pueden ser catastróficas para ellos. Confío en que lo harán.

En Baleares la situación no es mejor. Si en las generales de 2008 el PSOE logró ser la fuerza más votada con 1.205 votos por encima del PP, ahora han perdido 83.107 votantes, quienes les han dado la espalda a pesar de los recortes y los ajustes del presidente Bauzá. Ya en las elecciones autonómicas del 22 de mayo perdieron 25.671 votos. Y sin embargo, nada sucedió en el PSIB, más allá del exilio voluntario de Antich en el Senado y de ocupar la portavocía del grupo parlamentario la sectaria, perdón, secretaria general de Mallorca, Francina Armengol. Con ellos no iba la historia, debían pensar, la culpa es de Zapatero. Pero su fracaso es terrible aunque siguen sin darse por aludidos, condenando al partido a ahondar en el descrédito y por tanto, en la irrelevancia política en Baleares. La vacuidad como eje de su política.

Termino comentando los 31.300 votos que ha obtenido la coalición  PSM-Entresa-IV-Equo. El candidato Ensenyat ha logrado mejorar los casi 25.500 votos de las elecciones de 2008, situándose ahora en 31.300, aunque es cierto que se trataba de otra coalición. Sin embargo, no consigue su objetivo de lograr un escaño en el Congreso, lo que sí hubiesen conseguido de ir juntos con Esquerra Republicana y sobre todo con Esquerra Unida. Por tanto, una vez se les pase la inexplicable "euforia" por haberse consolidado como la tercera fuerza de Baleares (de forma totalmente inútil, cabría añadir) debieran meditar sobre a quién están beneficiando con sus peleas y sus divisiones. La disgregación de la izquierda tambien tiene responsables a quienes culpar.

La debacle socialista tiene nombres y apellidos. Quienes han llevado al partido a esta derrota brutal no pueden ser quienes renueven al PSIB. No es creíble y los ciudadanos no tragan con una impostura semejante. Los socialistas tuvieron un mensaje nítido el 22 de marzo y lo han vuelto a tener ahora, más alto si cabe. Y mientras ellas y ellos sigan al frente de un aparato que se deshincha a cada instante, y continúen mirando hacia otro lado sin querer asumir su responsabilidad en los peores resultados electorales jamás cosechados, más lejos estará la recuperación del PSOE. Y más huérfanos los votantes de izquierdas. Y más felices en el PP.

19 noviembre 2011

FISCALES CON DELINCUENTES



Todos los sistemas jurídicos han castigado con severidad el homicidio. Así lo imponía la razón humana de modo natural. Cualquiera que quitara la vida a otro debía sufrir las consecuencias por uno de los peores delitos que un ser humano puede cometer. Desde el código de Hammurabi (1760 a.C.) hasta la actualidad, pasando por las Tablas de Moisés, matar merece un grave castigo. Sin embargo, llegamos a la Audiencia Provincial de Palma que debe ser de otra galaxia y los peores delitos se convierten en los más laxos. Hasta el punto de que en virtud de la voluntad de pacto del fiscal de turno, el homicidio con arma de fuego se castiga con siete años y medio de cárcel.

El 7 de septiembre de 2009, José Ortega ‘el Farru’ asesinó a Josefa Moreno ‘la Parrala’ de un tiro en la cabeza. En la casa de esta, en Son Banya y al parecer mientras le reclamaba 15.000 euros de sus negocios con la droga. La fiscalía pedía inicialmente 18 años de cárcel para José Ortega. Debía celebrarse el juicio con jurado popular en la Audiencia pero el homicida reconoció la autoría del crimen y llegó a un pacto con la fiscalía, entente por el cual sólo cumplirá siete años y medio de cárcel, lo que significa que tras poco más de cinco años podría estar en libertad condicional. ¿Se imaginan? A este nivel de embrutecimiento hemos llegado.

Matar a alguien en Baleares se castiga con la pena récord (por lo nimia, claro) de tan solo 7 años y medio de prisión. Hay casos, algunos muy sonados de la fiscalía anticorrupción, donde no consta que se matase a nadie y se piden penas de cárcel muy superiores. ¿Les parece lógico? Yo lo atribuyo a que los narcos de Son Banya tienen cera del Corpus y a que los fiscales solo se muestran valientes con según quién. Este conchabeo del Ministerio Fiscal con delincuentes confesos siempre me ha parecido indecente y asqueroso. ¡Qué barato cobran los fiscales la vida de un ser humano!


18 noviembre 2011

PALMA O PALMA DE MALLORCA?

A ran de la notícia aparescuda avui a la premsa de Ciutat sobre les intencions del consistori de canviar el topònim del municipi de l'actual Palma per Palma de Mallorca, he oferit avui la meva opinió al respecte al programa d'IB3 Ràdio 'Al dia':

16 noviembre 2011

FIN DE ETA: MOTIVOS PARA LA ESPERANZA Y MOTIVOS PARA EL RECELO


¿Es realmente sincera la voluntad de abandonar las armas y apostar por las vías políticas, que sólo pueden ser pacíficas, por parte de ETA y de la izquierda abertzale? En mi opinión, ahí radica la fuente de los recelos de todo el mundo. Conociendo como piensan y cómo han actuado en el pasado, es más fácil deducir que si no sucede lo que ETA espera, acaben haciendo lo que siempre han hecho: recurrir al asesinato y a la destrucción. Aunque sepan que es contraproducente para su estrategia política, aquellos que no han dudado en matar, secuestrar y extorsionar para imponer su ideología totalitaria y excluyente sentirán la tentación de volver a las andadas y -ojalá me equivoque- es más fácil que vuelvan a recurrir a la violencia antes que a la política.

Un ejemplo de lo que digo lo tenemos en el episodio lamentable del tartazo a la presidenta de la Comunidad Foral de Navarra Yolanda Barcina por parte de individuos vinculados a la izquierda abertzale que protestaban por el tren de alta velocidad. Podríamos haberlo tenido por un episodio protagonizado por activistas incontrolados. Claro que podríamos, siempre que al día siguiente en un acto de Bildu no se hubiese puesto el vídeo de la agresión y se hubiese vitoreado y aplaudido a los autores. ¡Qué paradójico! Aquellos representantes de Bildu que firmaron un documento ante notario renunciando a la violencia, no solo no condenaron el ataque, sino que no consideran violencia agredir a tartazos a una representante política de otra formación que, además, es presidenta de todos los ciudadanos de Navarra. ¿Es eso aceptable? ¿Podemos fiarnos de estos tipos? Yo creo que no. Por más que queramos, no es sensato hacerlo porque sus hechos desmienten sus palabras, sus manifiestos y sus declaraciones impostadas para sortear la Ley de Partidos.

No deben preocuparnos sus reivindicaciones siempre que no se hagan valiéndose de la violencia y la coacción. No debe importarnos que hablen del derecho a decidir, que digan que apuestan por el diálogo y la negociación, que quieren mejorar la situación de los presos –aunque ellos siguen llamándoles presos políticos, cuando no hay un solo preso político en España, sino simples y vulgares terroristas y colaboradores de aquellos, o exiliados a los huidos–, que digan que luchan por la legalización de Sortu y del resto de partidos y asociaciones ilegalizadas, que no quieran que haya vencedores ni vencidos y que se impulse el reconocimiento de todas las víctimas. Nada de eso debe importarnos si lo hacen por vías pacíficas y democráticas. No es el independentismo lo que se persigue: son las acciones delictivas terroristas bajo el paraguas de la autodeterminación.

Cuando por parte de los demócratas se les planteó “o escaños o bombas”, es justamente porque sabíamos que sin bombas plantearán sus reivindicaciones históricas en el Congreso (si se cumplen los pronósticos y Amaiur logra ser una fuerza parlamentaria en Madrid), por mucho que nos duela y nos moleste ver a algunos de los que jalearon a ETA y les justificaron y lo siguen haciendo, en la tribuna de oradores del Parlamento. Pero aún albergamos muchas dudas de que la izquierda abertzale haya asumido ese planteamiento inicial, o escaños o bombas. Es cierto que ETA aparentemente ha puesto fin a sus actividades violentas y al impuesto revolucionario. Pero no es menos cierto que ETA aún existe, que no se ha disuelto, que tiene cierta infraestructura organizativa, armas y explosivos. Y en sus últimos comunicados siguen planteando exigencias políticas. Con el historial que atesoran, es muy razonable desconfiar, y desconfiamos.

Reconozcamos que también hay razones para la esperanza. En la última entrevista a ETA publicada en Gara el pasado día 11 de noviembre, afirman que “ETA nunca será una amenaza para el proceso de resolución política”. Admiten que la estrategia del Estado (fundamentalmente a través de la Ley de Partidos) había llevado a la izquierda abertzale a una situación de bloqueo y que “había que cerrar un ciclo para abrir del todo el nuevo y eso incidía de lleno en la lucha armada”. Pero como en todo proceso de esta índole, hay motivos para el recelo y para la desconfianza, como cuando sacan pecho, orgullosos de lo que han hecho: “En estos 50 años, la lucha armada ha hecho su aportación, una gran aportación (…) pero ha mostrado también señales de agotamiento” o “existe felicidad y orgullo por todo lo que esta organización en su pequeñez ha hecho hasta ahora”. Su gran aportación se traduce en 829 fallecidos y miles de heridos y mutilados. Y esta grandiosa aportación no permite ni que aceptemos equiparaciones humillantes e injustas, ni muchísimo menos olvidos indecentes. Aún tiene que pasar bastante tiempo para que los motivos que impulsan nuestra desconfianza se disuelvan, lo que sin duda ocurriría si ETA hiciese lo propio.


12 noviembre 2011

DESLEALTAD DESCOMUNAL


En Portugal, el primer ministro Passos Coelho del Partido Social Demócrata (de centro derecha) ganó las elecciones de junio y sustituyó al socialista José Socrates. En su discurso donde anunció los recortes que su país debía afrontar para que la Unión Europea y el FMI acudan a su rescate, advirtió: “Las medidas que anuncio son mías; pero la deuda que las impulsan no”. ¿Les suena este discurso? Es justamente lo que viene explicando el presidente Bauzá.

Es inaudito que los socialistas eludan su responsabilidad en lo que está pasando. Quieren convencer de que los recortes son cosa de los populares, que la enorme cifra de deuda pública ha caído del cielo sin que ellos tengan nada que ver. Ofende a la inteligencia, porque claro que han gobernado esta Comunidad y tiraron de endeudamiento descaradamente. Carles Manera presumía orgulloso de hacerlo como vía para reducir el impacto de la crisis. Pues ahora tenemos que equilibrar las cuentas públicas, aunque nos cueste y nos duela, que bien nos cuesta y bien nos duele.

En un capítulo más del despropósito, vemos a los alcaldes del Levante marchando por esas carreteras bajo la lluvia para que se terminen las obras del tren Manacor - Artá. A nadie le gusta que le dejen obras a medio terminar. Pero eso de irse a Madrid a hablar con el director general de Infraestructuras Ferroviarias de Fomento sin decírselo al Gobierno balear y volver acusando al PP de no querer el dinero del tren porque en Madrid lo tienen, es de una deslealtad institucional descomunal. ¡Caray! ¡Haber traído los millones! Ni Madrid envió el dinero prometido a Antich, ni mucho menos se lo enviará a Bauzá. Después de las elecciones veremos si hay suerte.

10 noviembre 2011

EL "TEMA LOS HOMOSESUALES"



Mariano Rajoy durante el debate del lunes pasado con Alfredo Pérez Rubalcaba en TVE manifestó con respecto al “tema los homosexuales”: “Yo en el año 2004 llevaba en mi programa las uniones de hecho con los mismos efectos jurídicos de esta Ley. Nos evitamos generar problemas y dividir si era cuestión del nombre. El señor Rodríguez Zapatero no quiso. (…) En aquella época todo era crear división, dividir entre unos y otros, no intentar sumar, aunar posiciones y nos ha generado ese problema”.

Analicemos las premisas expuestas por Mariano Rajoy. En primer lugar debemos denunciar la rotunda falsedad en lo relativo a su programa electoral del año 2004. Me he tomado la molestia –llamadme masoquista si queréis– de buscar en las 363 páginas del programa electoral del PP del 2004 y no hay ni una sola palabra relativo a este tema, ni por supuesto a los derechos de los homosexuales. Nada de nada. Además, la postura oficial del PP no es únicamente plantearlo como un problema semántico o de nomenclatura. Los conservadores también están en contra de la adopción por parte de parejas del mismo sexo (cosa que, por cierto, se puede hacer en Gran Bretaña, contrariamente a lo que afirma el líder popular). Por tanto no es una cuestión del nombre y su inexistente propuesta del 2004 no tendría los efectos jurídicos de la Ley 13/2005. Rajoy mintió en esta cuestión tratando de aparentar moderación en la postura de su partido (parece que esta es su estrategia en las últimas semanas) cuando en esto el PP va muy por detrás del conjunto de la sociedad. El PP parece lastrado absurdamente por el sector más conservador, religioso y ultra-católico del espectro político nacional. Son muy pocos, pero consiguen hacer mucho ruido con sus plataformas mediáticas, y consiguen hacer ver que hay un problema enorme allí donde realmente no lo hay. La sociedad española ha aceptado con total normalidad y sin traumas el matrimonio de gays y lesbianas.

Lamentablemente, el señor Rajoy debe considerar que quien no asume sus postulados, genera división y crea problemas. Del mismo modo que se considera propietario en régimen de monopolio del sentido común, como tantas veces exterioriza. Pero lo cierto es que no hay más problema que el que ficticiamente crean aquellos que quieren imponer al conjunto de los españoles su modelo de familia: la tradicional, la católica, la compuesta por un hombre y una mujer, la que tiene origen en el sacramento instituido por Dios entre hombre y mujer que supone además, una alianza irrevocable e indisoluble. No hay derecho que pretendan imponernos al resto sus creencias religiosas, porque actualmente, les guste o no, ya existen otras muchas formas de familia. La diversidad familiar es un hecho, no solo en España sino en todos los países occidentales. Y no es lícito ni podemos consentir que se diga que genera problemas reconocer legalmente esta diversidad familiar. Es más, justamente lo que genera problemas es no dar pasos en este sentido y discriminar a los ciudadanos por su orientación sexual.

Tengo la esperanza de que el Tribunal Constitucional confirme la constitucionalidad  de la Ley, aunque sea con más de 5 años de retraso, ¡que ya manda tiene narices! Porque de no hacerlo estará generando un problema de dimensiones descomunales en el ámbito jurídico y social. Después de más de 5 años con la Ley en vigor ha quedado sobradamente demostrado que ha sido socialmente aceptada y que su aplicación no genera ningún problema al común de los ciudadanos. Esto debe ser ponderado por los magistrados. Y además, de considerarse el matrimonio homosexual como anticonstitucional, el TC estará obligando a miles de ciudadanos y ciudadanas españoles a ir contra la Constitución de 1978 porque nos sentiremos marginados por ella y nos sentiremos representados por el ordenamiento jurídico que sustenta. Ya es bastante desagradable vivir con una Carta Magna que muchos no hemos votado y no nos gusta o consideramos notoriamente mejorable, como para que esa Ley de leyes nos rechace cuando muchos gays y lesbianas llevan años casados y no se ha caído el cielo ni ha llegado el fin del mundo.

Rajoy debe pasar página y no mirar atrás en este y en otros muchos asuntos. No generar más problemas ni inseguridad jurídica a muchos españoles y españolas. Y aceptar con normalidad lo que ya es normal en España. Al fin y al cabo, a nadie se obliga a contraer matrimonio. Creo que la mayoría de miembros del PP opina esto y espero (como ya dije en mi artículo http://jmperpinya.blogspot.com/2011/02/el-pp-y-el-matrimonio-homosexual.html) que se imponga el criterio de la mayoría de centro-derecha que milita en el PP, antes que las opiniones cavernícolas y retrógradas de la ultraderecha que aún queda en esa formación política. Rajoy, él que tanto ha acusado a Zapatero de crear problemas donde no los había, puede acabar generando uno de consecuencias brutales. Y sin ninguna necesidad.

08 noviembre 2011

PRONÓSTICO ELECTORAL


Sería un acierto dar por terminada hoy mismo la campaña electoral. ¡Qué tranquilidad ganaríamos todos! Lo único interesante previsto era el debate entre Rubalcaba y Rajoy que vimos ayer y efectivamente lo fue. Contrariamente a lo que nos temíamos fue entretenido y dinámico. Los candidatos podían interrumpirse y se dieron algunos guantazos dialécticos bastante respetables. Pero ya está. Todo el pescado está vendido. El PSOE fiaba únicamente a los debates televisados un eventual cambio de tendencia o al menos movilizar el voto útil de izquierdas que permita evitar la debacle total. Pero el PP no tenía ni tiene necesidad de arriesgar y no ha concedido más que un combate a un único asalto, no fuera que el ganador in pectore dé un patinazo y queden en evidencia las múltiples carencias de Mariano, aunque esto último era muy difícil de evitar. Ya sólo queda ir a votar y recontar los votos. Todo lo demás sobra porque la victoria del PP está cantada hasta por el CIS, que ya es el colmo. La única incógnita a despejar es con qué mayoría y si necesitará el apoyo de alguna otra formación o solo dependerán de ellos mismos.

Menudo tortazo se van a pegar los socialistas y los del PSIB no se librarán de su parte del trompazo. Este pronóstico se fundamenta en el convencimiento de que no serán los populares quienes ganen las elecciones, sino los socialistas quienes las pierdan. Estrepitosamente. Su electorado les abandonará como les abandonó en las municipales y autonómicas del 22 de mayo. Aunque sería bueno preguntarse si no son ellos quienes han dejado a su electorado huérfano. Por una parte han abandonado la socialdemocracia para abrazar los postulados conservadores de Merkel y Sarkozy. Y por otra, han fracasado radicalmente en llevar al país hacia la recuperación económica. No solo no hay vestigio alguno de recuperación, sino que estamos peor que nunca. Por tanto, los ciudadanos (los indignados, los frustrados, los parados y los que directamente ya están hartos de tanta mediocridad venida a menos y tanta incompetencia venida a más) les enviarán a calentar los escaños de la oposición, pero menos escaños que nunca en toda su historia. Desplomados. Un nuevo récord histórico que habrá que agradecer a Rodríguez Zapatero, quien ya en su día dijo “voy a seguir ese camino cueste lo que cueste y me cueste lo que me cueste”. Pues ya sabe el PSOE a quién tiene que agradecer la situación a la que les habrá abocado su aún secretario general y el coste de las decisiones anunciadas el 14 de julio del año pasado.

En Baleares, en las elecciones generales del año 2007 el PSIB obtuvo 366 votos más que el PP y empataron a escaños (cuatro para cada uno). En estas próximas elecciones del 20-N, según el CIS, el PP obtendrá 5 escaños y el PSIB 3. Podría ser peor y en verdad quizás lo sea, pero no podrán culpar a nadie los socialistas comandados por Francina Armengol, porque el teatro que hicieron para nombrar a semejantes candidatos y excluir a los críticos como al aún Delegado del Gobierno Ramón Socías, merecerá semejante correctivo y aún mayor.

Como siempre, el centralismo rampante no admite preguntar en las encuestas del CIS por las expectativas de voto del PSM-Entesa-Equo-Iniciativa Verds. Por tanto, es una incógnita lo que puede suceder con la coalición eco-nacionalista de izquierdas cuyo candidato es Miquel Ensenyat. En mi opinión, solo tienen posibilidades de obtener diputados PP, PSIB-PSOE y quizás el PSM si el desplome del PSIB incluye el trasvase de sus votantes al PSM, que ya es mucho confiar. Esquerra Unida en Baleares, después de la escisión sufrida y ahora que concurre en solitario, quedará muy lejos de los 13.000 votos que de tan poco le servían. Soñar con colocar en Madrid a Alejandro Aparicio es justamente eso, soñar. UPyD no pasará del pobre resultado de las autonómicas (en las europeas de 2009 obtuvo 7.092 votos en Baleares y en las autonómicas 8.722) lo que aleja a José Luis Calbarro del escaño por Baleares, por más que ellos se muestren eufóricos con su irrelevancia electoral con más moral que el Alcoyano. En Baleares seguirán siendo insignificantes aunque a nivel de todo el Estado pudieran ser el partido que más crezca (junto a los independentistas vascos de Amaiur, qué paradoja), aglutinando a los descontentos de ambos lados.

Así de crudo está el panorama: o PP o PSIB-PSOE o en muchísima menos medida y a la espera de un milagro que rompa el bipartidismo, PSM. Lo demás es tirar el voto a la papelera, incluyendo el voto en blanco que a buen seguro experimentará un elocuente incremento. Pero como cada uno es dueño de hacer con él lo que quiera, pues ¡adelante!

CONCLUSIONES TRAS EL DEBATE RAJOY - RUBALCABA

Anoche, tras ver el debate en IB3 Radio, pudimos confirmar lo que todos nos temíamos: las enormes carencias del candidato Rajoy. Lo cual no impedirá que gane las elecciones y sea el próximo presidente del Gobierno.

Aquí os dejo las conclusiones que expuse en la radio tras el debate, hablando desde la mayor objetividad de que soy capaz.



06 noviembre 2011

PAGAR LO QUE SE DEBE


Ya tenemos sobre la mesa los presupuestos de la Comunidad. Cae por tierra otro de los tristes argumentos con que nos solaza la oposición socialista: “querer esconder los recortes sociales que hará después de las elecciones generales del 20-N”. Dado que los ciudadanos, contrariamente a los augurios de Francina Armengol, conoceremos antes de las próximas elecciones la Ley más importante de las que aprueba anualmente el Parlamento balear, habremos de concluir que el resultado de las elecciones también será un veredicto de la ciudadanía de aprobación o desaprobación, según el caso, de las cuentas previstas por el presidente Bauzá y su vicepresidente económico Aguiló. Veremos qué pasa el 20-N o si llegada esa fecha, los socialistas seguirán haciendo el ridículo como últimamente acostumbran, después de habernos colocado al borde del precipicio.

Sobre los presupuestos, refuta el señor Vicenç Thomàs que “pagar a los bancos no ayuda a reactivar la economía”. Y no pagar lo que se debe tampoco contribuye en nada, se le olvidó añadir. Y además está feo. Pero hasta en esto se equivoca porque reducir las cifras de endeudamiento es algo positivo para la economía. El negocio de los bancos es prestar dinero. Pero como la mayor parte del dinero disponible se lo han dejado a las Administraciones, que gastaban bastante más de lo que recaudaban, pues no había dinero para los ciudadanos. Si los bancos tienen dinero y no se lo tienen que prestar a los gobiernos y ayuntamientos, se lo prestarán a aquellos que se lo pidan y puedan devolverlo. Y se estará solucionando uno de los problemas más acuciantes de nuestra economía, la falta de crédito a empresas, autónomos y familias.




DESPEDIDA DE LA GUARDIA CIVIL




El día 27 de octubre me fue notificada la resolución delegada de la Ministra de Defensa de fecha 20.09.2011 por la que se acuerda declarar mi inutilidad permanente para el servicio por insuficiencia de condiciones psicofísicas, pasando así a la situación de retirado. Después de 19 años y con una trayectoria bastante completita (http://www.jmperpinya.es/4.html) dejo definitivamente la Guardia Civil. Mentiría si digo que no me entristece, pero también debo reconocer que estoy satisfecho porque esto me permite en lo personal y lo profesional pasar página de una etapa de mi vida que considero completamente finiquitada. Pero tengo el regusto amargo de haber dejado una gran parte de mi juventud trabajando en una institución del Estado cuya misión elemental es trabajar para los ciudadanos y para la sociedad, aunque a menudo trabaja para ella misma y para sus jefes, olvidando a quién debe servir realmente...

He peleado todo lo que he podido para lograr cambiar la institución de forma que respetara a sus trabajadores y se modernizara no únicamente de puertas para fuera, que sin duda lo ha hecho y lo vende muy bien. También hacía falta -y aún persiste esa necesidad- que se modernizara interiormente, postergando su naturaleza militar que es la excusa perfecta para todo tipo de arbitrariedades y abusos para con sus trabajadores, que son, como a menudo se olvida, lo mejor que tiene toda empresa y toda institución. No son sus recursos materiales, ni sus vehículos, ni su armamento, ni sus helicópteros, ni sus embarcaciones, ni sus perros policía o sus magníficos caballos: son sus hombres y mujeres. Y sin embargo, la Guardia Civil se empeña, excusándose en su naturaleza militar, en la tradición y en su mal entendida eficacia (porque podría enumerar muchos y muy sonados casos de ineficacia sonrojante), en maltratar y menospreciar a su personal y a los representantes de los trabajadores y a ningunearlos con una actitud paternalista lamentable e impropia del siglo XXI. Pero allá ellos. Un ejército que fusila a sus hombres está condenado al fracaso.

Sólo me gustaría recordar, para aquellos que consideran que mi carácter era incompatible con una institución militar como la Guardia Civil, las palabras del gran escritor mosén Jacint Verdaguer (1845-1902) que traduzco del catalán:


 “Yo no era indócil ni desobediente, quizás era demasiado ciegamente dócil y obediente para el tiempo y la gente que corre; pues llegaron a creer que podían tomarme por un juguete y que como el trigo en la era, podían hacerme ir de acá para allá con una horca de aventar. La excesiva condescendencia que tenía con mis amigos fue atribuida a falta de voluntad. Eso les hizo creer que me dejaría encerrar en el manicomio, como un cordero en el matadero, sin decir palabra. Yo no la dije, pero cuando pensaban tener el pez en el cesto, yo estaba más de cien horas lejos de allí”.

Que nadie vea en mis palabras trazas del más mínimo rencor. No lo hay. Sencillamente creo que es bueno que se sepa lo que he vivido en la Guardia Civil y que algún día, espero que pronto, contaré extensamente. Creo que mi testimonio puede ayudar a entender mejor a esta institución tan querida por muchos como odiada por no pocos, que bastantes creen conocer pero que realmente pocos conocen verdaderamente.

Mosén Verdaguer fue acusado en su día, como también lo fui yo, de rebelde e indisciplinado. También él fue perseguido, acosado y finalmente acusado de loco. En su defensa escribió: “Se me acusa de haber desobedecido al señor obispo. ¿Los defectos de mi obediencia no podrían ser los de sus mandatos?”.

Siempre se ha dicho que es infinitamente más fácil obedecer que mandar. Y es muy cierto. ¡Cuanto ganaría la Guardia Civil si se tuviera más cuidado con las personas a quienes se da atribuciones de mando! He conocido auténticos incompetentes redomados cuyas órdenes eran inmediatamente obedecidas ciegamente y hay quien ve en ello una virtud, cuando yo veo un defecto de los más grandes que sufre la institución.

Termino diciendo que tal como yo concibo la lucha por los derechos laborales, aunque los jefes y generales de la Guardia Civil no lo entiendan así porque pone en peligro el estatu quo del que ellos tanto se benefician egoístamente, es una lucha por mejorar la Guardia Civil y la propia calidad de la democracia española, tan depauperada la pobre... Exhorto a quienes ahora tienen la responsabilidad de dirigirla, igual que la tuve yo años antes, a luchar con inteligencia, valentía y firmeza por sus derechos, cosa que hasta ahora no han hecho y así les va, al menos con lo que respecta a la inteligencia. Pero allá ellos.


Un abrazo y hasta siempre.

26 octubre 2011

UN AYUNTAMIENTO RESOLUTIVO


Finalmente no se va a demoler el edificio de Gesa, pero no será porque no tenga ganas el equipo municipal encabezado por el alcalde Isern y el concejal de urbanismo, Jesús Valls. No será porque no lo prometieran en campaña electoral. No será porque no lo merezca el edificio, más por su estado de abandono y degradación actual que por sus propios méritos. No será porque no lo desee la empresa Núñez y Navarro, actual propietaria del solar. No será porque no lo agradeciera Endesa, que puede verse obligada a devolver los 85 millones de euros mas intereses que cobró por la venta del solar a Núñez y Navarro. No será porque no lo demanden los ciudadanos de Palma de forma mayoritaria. No será porque los que instaron su catalogación insistan a diario sobre las excelencias de la obra del arquitecto Ferragut. El emblemático edificio no se salvará por todo eso, sino porque en el año 2007 fue catalogado por la Comisión de Patrimonio del Consell y por tanto, no se puede demoler. Hay quien endosa la autoría de esa catalogación a Maria Antonia Munar, pero es falso. Ella negó siempre tener el más mínimo interés en el edificio de Gesa y fue duramente acusada de lo contraria por el entonces concejal de urbanismo, Rodrigo de Santos.

Lo cierto es que no fueron ni Munar ni UM sino otros, quienes defendieron que la fachada marítima de Palma debía hacerse con el edificio de Gesa dando continuidad al Palacio de Congresos que actualmente se construye, obra de Francisco Mangado. Fueron el Colegio de Arquitectos y la UIB, aunque ahora callen como muertos, cobardemente, como si la cosa no fuera con ellos.

Cuanta falta hace a Palma un gobierno resolutivo que tras escuchar a todas las partes tome sus decisiones y asuma su responsabilidad. Un gobierno que no consienta en la ciudad más casos como el del estadio Luis Sitjar, el canódromo o Son Busquets. Un gobierno que de uso a Gesa y solucione el problema de una vez por todas.

25 octubre 2011

Hoy he ofrecido mi opinión sobre el anuncio de ETA del cese definitivo de sus actividades terroristas en la tertulia del programa 'La mirada' de la televisión autonómica balear IB3.

18 octubre 2011

NADA ES INOCUO

El abogado del ex presidente Jaime Matas, Antonio Alberca, está empeñado en apartar al juez José  Castro del caso. Y Castro está empeñado en darle motivos para hacerlo. El último ha sido aceptar la concesión de la medalla al mérito policial con distintivo blanco, condecoración que le fue otorgada el pasado día dos, durante los actos de celebración de la festividad de los patronos del Cuerpo Nacional de Policía, los Santos Ángeles Custodios.


José Castro en el centro. Fotografía del diario Última Hora.
Nada es inocuo. No es casual que al juez Castro el gobierno socialista le premie con esta medalla, que aunque no pensionada, es una notable distinción. ¿Cuantos años lleva Castro como juez de instrucción en Palma? ¿Veinte? Miren si han tenido ocasiones para condecorarle y justamente lo hacen ahora. Ya no creo en las casualidades, como no creo que los abrazos de confraternidad entre el delegado del Gobierno, Ramón Socías, y el coronel de la Guardia Civil sean motivo de la camaradería. Francachelas delante de las cámaras de televisión son siempre sospechosas. Me cuesta imaginar al coronel Sánchez Rufo y a Socías propinarse semejantes abrazos, arrumacos y palmadas en la espalda en el despacho de don Ramón, en la planta noble del palacio de la calle Constitución.

Soy de natural desconfiado, lo reconozco. Cuando se anda entre lobos aún más, lo siento. Porque la discreción siempre fue en Mallorca un valor capital. Pero ya no, por lo que se ve. Ahora, cuando incluso el ex conseller Carles Manera se pavonea yendo a cenar a Portals con el fiscal anticorrupción Horrach junto a sus señoras, ex consellera de Salud la primera y la jefa de la unidad del juego de la Comunidad la segunda, tenemos que creer que todo es casualidad, que son amiguísimos de toda la vida, que se conocían antes del paso por la política del señor Manera, que las cosas pasan porque tienen que pasar. Pues no cuela. Antes las cosas se hacían con disimulo. Ahora nadie se toma la molestia de fingir.

http://ib3noticies.com/20111003_165091-el-cap-de-la-policia-de-balears-demana-una-nova-direccio.html

10 octubre 2011

SOBRE LA CONVENCIÓN NACIONAL DEL PP Y LA CONFERENCIA POLÍTICA DEL PSOE

Esta mañana en "La mirada" de IB3 TV hemos hablado de la convención nacional del PP. Con Antoni María Thomàs he mantenido un animado debate sobre los paralelismos entre esta convención celebrada por los populares en Málaga y la celebrada por el PSOE la semana pasada en Madrid y sobre las propuestas que han planteado unos y otros.



Estos actos, hechos a modo de las espectaculares convenciones de los partidos demócrata y republicano estadounidenses, son a mi juicio, actos destinados al autobombo y a encender el ánimo de los propios militantes de cara a las próximas elecciones generales. Por tanto, es inútil esperar de ellos conclusiones políticas relevantes más allá de unos cuantos titulares poco concretos.


Como dije en el programa, si analizamos la foto de los integrantes de la delegación de Baleares de cada uno de los dos grandes partidos, PP y PSIB-PSOE, está claro quién va a ganar las elecciones en nuestra comunidad autónoma. Hay que tener o bien mucha moral o bien darlo todo por perdido conscientemente para enviar a Madrid a Antich, Armengol, Manera (el que no quiere comparecer en el Parlament porque dice que está retirado de la política y sin embargo se apunta a saraos como este), Manchado, Nájera, Bárceló, etc. Como si ellos no tuviesen ninguna responsabilidad en el estado general de las cosas y en el resultado de las elecciones autonómicas y locales de mayo. Autismo puro y duro.

Por otro lado, enfrentar al veterano Miquel Ramis con Pablo Martín es incluso cruel. Ramón Socías hubiese sido mucho mejor contrincante del ex alcalde de Alcudia, pero los socialistas no lo han considerado así y veremos el 20-N el resultado práctico de esta extraña designación de candidatos que, en mi opinión, no ha estado basada en buscar a los mejores porque no puede decirse que Pablo Martín sea mejor candidato que Socías sin aguantarse la risa.




08 octubre 2011

SOBRECOSTES EN BALEARES


En agosto de 2009 la Fiscalía Anticorrupción detuvo en la Operación Espada a ex altos cargos del PP en Baleares, un publicista, un arquitecto y un jefe de obra por su supuesta implicación en una trama de corrupción en el seno del Consorcio del velódromo Palma Arena. El sobre coste de la obra fue de 52 millones de euros, porque estaba presupuestado en 48 y costó casi 100 millones.

El martes en el Parlament la consellera de Salut Carmen Castro afirmó que el sobre coste del Hospital de Son Espases supera los 280 millones de euros. La inversión más cara de la historia de Baleares ha acabado costando 46.588 millones de pesetas más de lo proyectado.

Espero que nadie nos acuse de demagogia si pedimos que tal sobre coste sea investigado con el mismo rigor y con idéntico celo que el del famosísimo velódromo. Porque si en 2009 se calificaba el Palma Arena de pozo sin fondo, ¿cómo hay que calificar una desviación de 280 millones por encima del proyecto inicial? Un auténtico agujero negro estelar que habremos de pagar hasta el 2039. Cuando nuestros nietos nazcan allí, aún estaremos costeando el hospital.

Del mismo modo que se investigó por parte de la Fiscalía el desfase presupuestario del velódromo, ahora ha de investigarse con mucha más razón la relación de empresas que han llevado a cabo el proyecto, los trabajos encargados, cada una de las facturas (por si pudieran estar hinchadas, no lo descartemos), etc. Son ya demasiadas las irregularidades desveladas por la prensa que acaban en la papelera y no despiertan el celo de la Fiscalía Anticorrupción. Ya se sabe que si hay que investigar al PSOE, no existe el mismo interés. Pero este pufo es muy gordo para no mirar con lupa. Y llueve sobre mojado, porque sólo han sido objeto de investigación el PP y UM. Los demás no incumben a los fiscales, según parece.

03 octubre 2011

FACTURAS SIN PAGAR


Meses antes de perder las elecciones, Antich y Manera ya no pagaban muchas de las facturas que ahora se deben por valor de más de 1.000 millones de euros: la UIB, los Consells y ayuntamientos, las escuelas concertadas, los farmacéuticos, las agencias de viaje, la constructora del Palacio de Congresos de Palma, las constructoras del tren Manacor - Artà, las constructoras  en general, los agricultores, las mutuas laborales de los funcionarios, ONG’s y asociaciones asistenciales del ámbito sanitario, los expropiados para carreteras, el Consejo regulador de la ensaimada de Mallorca, etc.

Ante la petición de que el ex conseller Manera comparezca en el Parlament, Antich preguntó a los periodistas: “¿Qué hubiera dicho el PP si nosotros hubiéramos llamado al Parlament a algunas de las personas del equipo de Matas que, digamos, tuvieron algún problema?”. Le agradecemos la sinceridad por el reconocimiento de la  similitud entre los problemas que él nos ha causado y los de Jaime Matas. Esperemos que su confesión mueva a la fiscalía y a los jueces a que, dado que no quieren comparecer en el Parlament, lo hagan en los juzgados, como a ellos les ha gustado ver a tanta gente por asuntos menos graves.

Oír a Antich acusar de catastrofismo al gobierno del PP es como acusar a los bomberos de Nueva York de no haber salvado las torres gemelas. Él puede, desde su atalaya senatorial con inmunidad parlamentaria, decir lo que le de la gana. Pero mientras tanto sigue sin haber dinero para pagar las facturas que ellos dejaron.

Ahora para pagar lo que se debe hay que hacer ajustes y recortes. Esperemos que el Govern de Bauzá no  sobrepase los límites que él mismo se ha impuesto en educación, sanidad y servicios sociales, porque no es lo mismo recortar con un hacha que hacerlo con bisturí. Ojalá que se imponga la cirugía fina.

29 septiembre 2011

EFECTOS PERVERSOS DE LOS RECORTES: AUMENTO DEL PARO

Ayer expliqué en el programa "La Mirada" de la televisión autonómica de Baleares IB3 que, a mi juicio, no se están teniendo en cuenta convenientemente ni explicando a la ciudadanía suficientemente los efectos negativos que traen consigo las medidas de ajuste y los recortes indiscriminados que está adoptando el ejecutivo de José Ramón Bauzá. El aumento del paro contrae la demanda e impide el crecimiento económico.

27 septiembre 2011

LA LIQUIDACIÓN DEL IMFOF




El mantra “no hay dinero”, al que habría que añadir siendo sinceros “para lo que no  interesa”, está sirviendo como excusa perfecta para eliminar de un plumazo y sin apenas protestas primero al personal y luego a los organismos dedicados a la atención a colectivos desfavorecidos y que necesitan de una atención especial para evitar que caigan en el pozo de la exclusión social. Hay que hacer recortes, los ajustes son necesarios para acomodar los gastos a los ingresos y esencialmente, porque en el pasado se ha gastado por encima de lo aconsejable y muchas veces derrochando el dinero. Sin embargo, los ajustes no carecen de efectos perversos y con las medidas que por parte del ejecutivo autonómico se vienen anunciando, parece claro que la consecuencia directa será un aumento del número de parados y una reducción del consumo debido a la lógica intranquilidad de muchos trabajadores que temen perder su puesto de trabajo.

Decía anoche en IB3 Radio el director del Centre de Recerca Económica UIB-Sa Nostra Antoni Riera, que “un ajuste, sea de la magnitud que sea, siempre impacta negativamente sobre el crecimiento a corto plazo. Y si afecta sobre el crecimiento, afecta sobre los salarios, sobre las expectativas de consumo e inversión, afecta sobre los beneficios y afecta, por tanto, sobre la producción futura y por tanto sobre la ocupación. Entonces sí, un ajuste tiene efectos negativos”. Pero más graves aún que los efectos negativos serán los efectos sociales, que parecen no preocupar a nadie. Por ejemplo: como consecuencia directa de los impagos del SOIB, el servicio de ocupación autonómico (adscrito incomprensiblemente a la Conselleria de Educación, Cultura e Universidades), el IMFOF, el Instituto municipal formación, ocupación y fomento de Palma, ha despedido a 29 trabajadores (entre orientadores laborales y administrativos) adscritos a programas de orientación e inserción laboral para colectivos más desfavorecidos, mujeres, mayores de 45 años y parados de larga duración. Este es un primer paso firme hacia el cierre de varias oficinas de este instituto municipal que a partir del 31 de octubre estarán vacías de trabajadores, pero repletas de usuarios a la espera de atención pública, hasta la eliminación final del propio IMFOF. Los servicios propios del SOIB, ya de por sí escasos y más aún sin poder recurrir a la contratación de personal laboral, no van a poder absorber esta ingente masa de personas que necesitan orientación laboral y atención especial para volver a integrarse al mercado de trabajo. Se les está dejando tirados como a perros, condenados a que se tengan que buscar la vida por sí mismos y abocándolos paro casi de por vida o a unas condiciones laborales precarias, que favorecen caer en situaciones de exclusión social, rupturas familiares, alcoholismo, etc. 


Son los más débiles quienes necesitan de los servicios públicos. Los ancianos, los menores, la gente sin recurso, las personas con discapacidad. Una sociedad que se precie de serlo y quiera estar cohesionada, no puede pretender abandonar a su suerte a los que atraviesan mayores dificultades o están en inferioridad de condiciones. Es inmoral hacerlo y no caben excusas como el mantra que ya estamos cansados de oír, y lo que te rondaré moreno, porque dinero hay para lo que les interesa a ellos. Recortes, los que sean necesarios. En educación, sanidad y sobre todo en servicios sociales, no. A las oficinas del IMFOF no acuden en su mayoría ciudadanos adinerados y con apoyo familiar o social. Acuden precisamente a estas oficinas del Ayuntamiento quienes no tienen dinero, ni apoyo de ningún tipo. A partir de ahora, se encontrarán las oficinas cerradas. Pero yo les animo a ir al despacho de la regidora del ramo, Esperanza Crespí, o del alcalde Mateo Isern, quien seguro les atenderá gustosamente igual que les pidió el voto hace ahora cien días, jurando que no se tocarían los servicios sociales y diciendo que los parados eran su máxima prioridad y su preocupación. 

24 septiembre 2011

UNA CANDIDATURA MUY FUERTE


Aunque cueste creerlo, en las últimas elecciones generales el PSOE obtuvo en Baleares 366 votos más que el PP. Para emular tamaña gesta, el PSIB nos presenta, después de un escandaloso paripé interno, una candidatura encabezada por  Pablo Martín (en la foto superior), Sofía Herranz, Guillem García y Divina Muñoz. Ellos serán los próximos diputados en Madrid por parte del PSIB-PSOE, tras las elecciones del 20-N, si se consiguiera igualar los cuatro diputados de los anteriores comicios generales. Rosa María Alberdi nos avisa: “El PSOE tiene una candidatura fuerte”. ¡Fortísima!, añado yo. ¡Es fortísima! Tiene mucha razón la secretaria de Organización del PSIB… Cuatro individuos absolutamente desconocidos para los ciudadanos de Baleares, aspiran a ser sus representantes en Madrid y a movilizar al electorado de izquierdas, el mismo que recientemente les envió a la oposición en el Parlament autonómico.

A poco que hagamos memoria comprobaremos que ya en las elecciones generales de 2008 el cabeza de lista fue Antoni Garcías, quien fuera durante el primer Pacte de Progrés conseller de Presidencia y portavoz del Govern. Aunque en 2008 ya estaba apartado de la política, regresó para encabezar la lista cuando se lo pidió Francesc Antich. Con muy poca ilusión, cabe añadir, ya que renunció al acta de diputado el 26 de enero de 2009, ni un año duró en el Congreso de los Diputados, el pobre. Se presentó por no decirle no al de Algaida. Le sustituyó el 5º en la lista, Pablo Martin, quien cuatro años más tarde será el cabeza de lista, lo que demuestra que la perseverancia es una gran virtud como atestigua magníficamente Mariano Rajoy. “La victoria pertenece al más perseverante”, dijo Napoleón.


Después de haber escupido en la cara de Ramón Socías y de Aina Rado (la cual  incomprensiblemente aún no ha pedido la baja del partido que parece haberle tomado gusto a humillarla públicamente aunque haya sido Presidenta del Parlament), quienes al menos son conocidos para el común de los ciudadanos de esta comunidad que estén  mínimamente informados, que son muy pocos, el PSIB pretende hacernos creer que la lista compuesta por Martín, Herranz, García y Muñoz es la mejor para hacerle frente a la candidatura que encabeza el veterano político mallorquín y actual secretario general del PP de Baleares, Miquel Ramis. Otra tomadura de pelo de las que acostumbra últimamente el PSIB y por la que será oportunamente recompensado el próximo 20-N por los electores, que no están para más engaños. Ya tuvieron un muy elocuente dictamen el 22 de mayo pasado, sin que ninguno de los directos responsables de la debacle optase por marcharse a casa. Todo lo contrario. Han silenciado las pocas voces críticas que han surgido y se han hecho fuertes en el aparato del partido, a la espera de hacerse con las riendas en el próximo congreso que habrá de elegir al sustituto de Antich.


Laminado Socías, eclipsado por un desconocido treintañero que ya ha sido diputado en la IX Legislatura sin que nadie pudiera acertar a explicar qué meritos atesora para encabezar la lista a las próximas elecciones generales, tienen la vergüenza de ofrecerle el 5º puesto en la lista al actual Delegado del Gobierno, quien lo ha rechazado porque es imposible que salga. Así le premia el PSIB controlado por Francina Armengol, que no quiere que le haga sombra para alcanzar la secretaría general. No importa que Socías haya sido alcalde de Sóller, Senador y Delegado del Gobierno. Lo que importa es que no es de la cuerda de Armengol y que le quiere hacer sombra, lo que no sucede con el dócil, sumiso y obediente Pablo Martín.

Y así tenemos al partido que perdió más de 20.000 votos en las pasadas elecciones autonómicas con respecto a las de 2007 y que en estas previsiblemente perderá varios miles más, teniendo en cuenta que en las elecciones de 2008 obtuvo 207.639 votos, 366 más que el PP. ¿Alguien es capaz de afirmar que se está en condiciones de lograr vencer en votos al PP el próximo 20-N? ¿Alguien se ha molestado en pensar por qué? ¿La señora Alberdi, quizás?  Efectivamente, la del PSIB es una candidatura muy fuerte. ¡Fortísima!