25 julio 2017

HORRACH NO ES LA VÍCTIMA

Comenzaré diciendo que no comparto la apertura de un expediente a Juan Antonio Horrach, articulista de El Mundo-El Día de Baleares, en aplicación de la Ley 8/2016, para garantizar los derechos de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales y para erradicar la LGTBI fobia.

El comentario motivo de controversia, inserto en un artículo publicado en septiembre del año pasado, es este: “Ya de muy niño se veía a la legua que, cómo decirlo, las mujeres no eran precisamente la debilidad de Joan. Todavía me acuerdo de lo mal que lo pasaba el pobre en las clases de deporte con el "marine" Ferragut. La crueldad infantil es infame, y me da vergüenza reconocer que no me abstuve de las burlas que recibía entonces Joan. Espero que algún día me lo perdone".

Pero no lo comparto por los mismos motivos lo que el columnista de El Mundo-El Día de Baleares y cuantos han salido en su defensa, sino porque no considero que lo que él escribió en aquel desafortunado artículo suponga una infracción de la Ley, cosa que seguramente él conseguirá demostrar a lo largo del expediente administrativo. O en el ámbito contencioso administrativo si no lo logra antes. Además, por principios no creo que la autoridad administrativa tenga derecho a sancionar manifestaciones hechas bajo la libertad de expresión y la libertad de prensa, en un medio de comunicación, algo que considero reservado a los jueces y tribunales.

Pero de igual modo sé, como también sabemos todos los que escribimos habitualmente en los medios de comunicación, que la libertad de expresión no es un derecho absoluto y que hay límites, a menudo tenues y difusos, que no han de sobrepasarse sin que puedan acarrear consecuencias por ello. En mi opinión, este es el caso del artículo de Horrach. No cabe duda de que tiene todo el derecho del mundo a ejercer la crítica pública a un político en activo como el concejal de Movilidad de Cort, Joan Ferrer, pero la alusión a su orientación sexual fue gratuita e innecesaria, como además reconocen muchos de cuantos ahora le muestran su solidaridad. De ahí que el criticado interpusiese contra él una demanda por vulneración del derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen.

Yo no me alegro nunca del mal ajeno y no celebro que Horrach tenga problemas y sufra consecuencias por escribir sus opiniones en un medio de comunicación. No soy juez ni quisiera serlo nunca, pero no me gustó lo que escribió y en su momento, cuando lo leí, pensé que era un error que podía costarle caro. Obviamente no la crítica política al concejal, sino las referencias a su orientación sexual sin venir a cuento.

Pero lo que no me gusta nada es que Horrach se haga la víctima, cuando fue él quien pegó primero, con evidente desacierto. La llamada a la movilización general debidamente atendida por los amigos y asociaciones afines está, en mi opinión, fuera de lugar, porque le dibujan -con bastante inmodestia, por cierto- como alguien a quien se quiere silenciar y que deje de escribir en la prensa, cosa que no ha de suceder en ninguna circunstancia. Las comparaciones del Govern Armengol con los Jemeres Rojos que he leído a no sé quién es sonrojante.

No me considero ejemplo de nada, Dios me libre. Hace algunos meses me senté en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial acusado junto a otro periodista, del delito de revelación de secretos, por emitir un reportaje absolutamente veraz y sin la más mínima inexactitud en Canal 4 TV hace unos cuantos años. Una empresa sueca que vende muebles desmontados nos pedía 3 años de cárcel. Como estábamos convencidos de que habíamos actuado legalmente, confiamos en nuestro abogado y fuimos a juicio, donde finalmente no hubo acusación contra nosotros. No montamos ningún revuelo, aunque pudimos hacerlo, seguramente con más razón que Horrach. El quizá lo hace porque sabe que su defensa legal en el ámbito civil es más bien débil. En todo caso, no le deseo ningún mal y espero que le salga todo lo mejor posible porque me niego a considerarle un homófobo, que es contra quien la Ley arriba citada debe actuar. Cometió un error y quizás ayudaría si se disculpara públicamente en lugar de hacerse la víctima como si fuera Leopoldo López.


Acabo solo con una mención a todos aquellos que critican la Ley LGTBI. Los tiempos en que se podía humillar impunemente a gays y lesbianas han terminado. Háganse a la idea. Han tenido muchos años, siglos incluso, de patente de corso para hacerlo y ¡vive Dios! que lo han hecho, a gusto y hasta la extenuación. Pero ya basta. Corrijan su homofobia y déjennos tranquilos. No aceptamos más discriminación, más humillación, más acoso, más maltratos, solo por ser diferentes a la mayoría. Una Ley ha sido aprobada en el Parlament y lo fue, además, por unanimidad de todos los partidos con representación parlamentaria. Asuman eso sí su homofobia se lo permite y dejen de anhelar aquellos tiempos en que podían martirizar sádicamente a los gays, lesbianas y transexuales con total impunidad. Eso se acabó. Cuanto antes lo asuman, mejor para todos.

(Publicado en mallorcadiario.com)

23 julio 2017

SALVADOR AGUILERA NO ESTÁ A LA ALTURA

No es la primera vez que Rafa Ruiz carga contra Podem y este viernes volvió a hacerlo en los micrófonos de IB3. Ruiz censuró en abril del año pasado que Podem-Guanyem en el Consell d’Eivissa se abstuviera en la votación del convenio para la reapertura del Cetis. También criticó en su día a Viviana de Sans y a Lydia Jurado por negarle pisos para las familias desalojadas de Sa Penya. Está claro que si por Podem fuera, el pacto entre los socialistas y Guanyem en Vila ni siquiera se habría producido o de haberse firmado, ya estaría roto. Los desencuentros en materias como la construcción de la nueva depuradora, el Cetis o todo lo que tiene que ver con la reforma del puerto son patentes. Pronostico que en las próximas elecciones municipales Guanyem no irá con Podem, sino con el PSOE, con quienes se entienden mucho mejor.

En esta ocasión, el alcalde de Vila se ha despachado a gusto con Podem y especialmente con Salvador Aguilera a cuenta de su voto con PP y Ciudadanos para mantener en la ley que regulará el alquiler vacacional un artículo de la anterior Ley Delgado. Dijo el viernes en IB3 Radio que Aguilera no está a la altura de las circunstancias. No es menos cierto que Salva Aguilera dijo antes que los de Podem no se fían de sus socios en Ibiza.

Y es que Aguilera se comporta a menudo como si detestase más al PSOE que al PP. Lleva toda la legislatura metiéndole el dedo en el ojo a los consellers de PSOE y Més, pero lo del alquiler turístico no tiene nombre. Que Aguilera no reúne las cualidades mínimas que un diputado debe reunir, es algo notorio y no lo digo yo. Pero si vemos la lista de miembros de Podem, lo mismo se puede decir de muchos otros e incluso de las que ellos mismos expulsaron. Huertas, Seijas, Picornell, Aguilera… Pero es con esta tropa con la que PSIB y Més decidieron pactar. Ahora no cabe lamentarse porque sus socios los eligieron ellos y ya se ve con qué éxito.

El lunes Podem les dio un ultimátum advirtiéndoles de que no votarían a favor de la Ley Barceló. Y efectivamente, así lo hicieron. Lo normal es que, ante la falta de apoyos parlamentarios, el Gobierno hubiera pospuesto la votación o incluso retirado la Ley para volver a negociar. Desoyeron las advertencias de Podem y ahora pagan las consecuencias: Barceló pidiendo perdón y anunciando que se modificará la Ley recién aprobada, cuando aún ni siquiera ha sido publicada en el boletín oficial. Lo nunca visto.

Empachados de ‘beach clubs’
Tengo un amigo al que le gusta comer demasiado. Frecuentemente engulle en exceso, hasta que no le cabe una cucharada más de comida, y cuando eso sucede, para, pone los cubiertos dentro del plato, se limpia la boca y suelta: “he acabat sa fam”. Pero no es el hambre lo que se ha agotado, sino la capacidad de su estómago de recibir más alimentos. Con el anuncio del PSOE de Ibiza de no permitir más ‘beach clubs’-discotecas en la isla sucede lo mismo. Cuando ya se sufren las consecuencias del empacho hace tiempo, ahora se descuelgan con que no se autorizarán más establecimientos de este tipo. A mitad de legislatura estos anuncios son decepcionantes sobre todo para su electorado, que esperaba más.

Club Náutico de Ibiza
Procede felicitar al Club Náutico de Ibiza por la renovación de su concesión. Finalmente Francina Armengol ha cumplido su palabra, aunque con el apoyo social que tenía la entidad, el apoyo político venía por añadidura. La decisión de la Autoridad Portuaria permite que se acometan de una vez las obras de remodelación integral para hacer del CNI un club con las instalaciones que merece y precisa. Las que hay ahora mismo son deplorables, aunque de eso nadie hable.

Uno que abandona el barco
Ramón Roca, concejal del PSOE de Santa Eulària y hasta ahora secretario técnico de Turismo, Interior, Territorio y Movilidad del Consell d’Eivissa, ha renunciado a este último cargo para volver a su plaza de funcionario en la institución insular. Lo hizo tres días después de que el presidente Vicent Torres, fuera ingresado en Can Misses tras sufrir un ictus. No me dirán que no está feo. Legal, absolutamente. Feo, también. Y aún más si, como parece, es para optar a la plaza de ‘cap de servei de Turismo’, de nueva creación. No hay por qué sospechar nada, no seamos mal pensados.


Feliz fin de semana.

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

22 julio 2017

LA SHERIFF DEL CONDADO

El último rifirrafe que protagonizan el Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Local de Palma, o más bien sus máximos responsables, son un episodio lamentable al que conviene poner fin cuanto antes. Eso parecen haber decidido tanto la delegada del Gobierno en Balears, Maria Salom, como el alcalde de la capital, Antoni Noguera, porque ahondar en el desencuentro y en el pique más propio de un patio de instituto, es descorazonador para cualquiera que lo vea. Aunque es dudoso que estando alguien como Angélica Pastor en el cargo de concejala de Seguridad Ciudadana, eso sea posible.

Pastor parece disfrutar demostrando que ella es mejor que cualquier otro, ya sean mandos de la Policía Local, bomberos, sindicalistas, funcionarios o todo el que se ponga por delante. Y si el enfrentamiento le permite, de paso, sacudir a Salom y al PP, miel sobre hojuelas. Las duras declaraciones que hizo a este periódico esparciendo mierda sobre la Policía Nacional con el inventario de supuestos agravios, merecería que Noguera la cesase de forma inminente, cosa que, por otro lado, es cuestionable que pueda hacer. Que la Policía Local no está para llevar a cabo operaciones antidroga, pequeñas o grandes, lo entiende hasta un párvulo. Pero Angélica Pastor no. Apuesto a que lo que fastidia a la corajuda regidora es que los agentes del Cuerpo Nacional de Policía no obedecen sus órdenes, ni puede hacer con ellos lo que hace con el resto de funcionarios de Palma que sí están bajo su mando.


Cuando Pastor abandone el cargo, cosa que irremediablemente algún día sucederá para satisfacción de muchos, a decir de la opinión general en el cuartel de Sant Ferran, es posible que sea recordada como la concejala más detestada por el personal que comandó. Sería bueno que ella misma y el equipo de gobierno de Cort en su conjunto, analicen el por qué. Pero que no se haga ilusiones de tratar a la Policía Nacional como si fuesen sus dependientes, porque las funciones de cada cual están muy bien definidas, así como el modo de resolver las disputas competenciales. “Yo decidí que la Policía Local entrara en el establecimiento y detuviera a los dos sospechosos”, dice Pastor. ¿Acaso esa es una decisión que corresponda tomar a una responsable política? ¿Acaso no hay un jefe de la Policía Local y unos mandos? En sus palabras está la prueba de que ha perdido la noción de cuáles son sus responsabilidades.

(Publicado en Última Hora)

21 julio 2017

LAS 'ANIMALADAS' DE PODEM

El pacto de los ‘Acords pel canvi’ ha saltado por los aires a mitad de la legislatura, tras la enésima deslealtad de Podem, aunque ellos no son los únicos responsables porque en una cesta el agua no se pierde nunca por el mismo agujero. El pacto de la Conga entona la marcha fúnebre con puñaladas traperas a la vista de todos. La portavoz parlamentaria y futura secretaria general de la formación morada, Laura Camargo, y el diputado de Podem Eivissa, Salvador Aguilera, sostienen que votando con PP y Ciudadanos, mejoraron la Ley que regulará el alquiler turístico. Una confesión sincera que resulta sorprendente a la par que decepcionante para un partido que ha hecho de la negación del PP a la misma existencia política, su leitmotiv y a menudo, todo su programa político. Sus socios de PSIB y Més no pueden estar más irritados, porque no es grato que un socio del pacto de izquierdas se descuelgue votando con el centro-derecha del que todos abominan. Y además, van y dicen que es para mejorar la Ley. Es inexplicable que a estas alturas Biel Barceló no haya dimitido aún, que es lo que realmente persigue Podem. Si no pudieron con los contratos de Jaume Garau, lo intentan de nuevo arruinando a conciencia la Ley Barceló, el mayor fiasco jurídico que se recuerda en el Parlament balear, lo que ya es decir. El aún vicepresidente les acusa de hacer una “animalada” y de irresponsables. Acusa el golpe bajo que le han propinado los podemitas y que le dolerá lo que queda de legislatura. Los socialistas quieren que haya consecuencias para Podem, pero tal cosa es imposible. No conviene que Bel Oliver se ponga tan chula porque están en manos de Podem y solo les queda soportarles o convocar elecciones anticipadas. Cuando se acepta negociar una Ley con un diputado como Salvador Aguilera, solo pueden pasar cosas como esta y aún peores.

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

18 julio 2017

EL PSOE RESCATA A BAUZÁ Y DELGADO

Hace falta estar bastante desesperados para que la portavoz parlamentaria del PSIB, Bel Oliver, culpe al expresident del Govern y actual senador autonómico, José Ramón Bauzá, y al exconseller de Turismo, Carlos Delgado, de los problemas del alquiler turístico. Y es que los hay que creen que pueden tomar a los ciudadanos como imbéciles, atribuyendo responsabilidades a Bauzá y Delgado, dos de los nombres más odiados por el centro izquierda balear (y quién sabe si incluso de la derecha…), para ponerse a salvo del desastre que rige en nuestro archipiélago en materia de vivienda.

No hay ningún problema con el alquiler turístico, a excepción de que la oferta mayoritariamente ilegal no paga impuestos -tampoco la ecotasa que ahora se aprestan a subir para regocijo de los que alquilan al margen de la Ley- y que no se persigue esta oferta que ha vaciado el mercado del alquiler residencial. Si el Govern de Francina Armengol y los consells que gestionan los pactos de izquierdas hicieran lo que les corresponde, que es multar a quienes alquilan a turistas de forma ilegal, no habría ningún problema de acceso a la vivienda y no estaríamos hablando de “emergencia habitacional”, en expresión acuñada por Podem que en esto es tan responsable como el resto de formaciones que integran el Govern.

Cuando se aprobó la Ley General Turística, en el año 2012, el problema que ahora se padece no existía. Y en buena medida, el crecimiento económico y de empleo que ahora se experimenta en Balears, y que permite al Ejecutivo de Armengol y Barceló recaudar impuestos como nunca y disparar el gasto público, es gracias a aquella Ley que puso los cimientos para una renovación de la planta hotelera y una modernización de la oferta turística innegables, excepto por los más sectarios que niegan las consecuencias beneficiosas para poner de manifiesto las lesivas, cuando lo lesivo es su gestión turística.
No han arreglado el problema de la saturación, el acceso a la vivienda está imposible, pagamos impuestos de órdago y ahora vienen con el cuento de Bauzá y Delgado. ¡Tengan un poco de vergüenza! Que llevan dos años gobernando…

(Publicado en mallorcadiario.com)

16 julio 2017

¿QUÉ LES COSTABA?

Es lamentable que los ayuntamientos de Sant Josep de Sa Talaia, Sant Antoni de Portmany y el Consell de Formentera no considerasen conveniente convocar un minuto de silencio en memoria de Miguel Ángel Blanco, el concejal del PP de Ermua asesinado por ETA ahora hace 20 años. Desoyeron la recomendación de la FEMP y la FELIB y sin dar ninguna explicación, prefirieron pasar el asunto, como si se tratara de algo incómodo, como si no se sintieran concernidos. ¿Tanto les costaba? No obraron de igual modo el Consell d’Eivissa ni los ayuntamientos de Vila, Santa Eulària des Riu y Sant Joan de Labritja. Nada costaba y era una forma de homenajear a todas las víctimas del terrorismo, a quienes conviene tener siempre muy presentes en toda circunstancia.

El polvorín de Santa Gertrudis

Ya hemos tenido furgonetas alquiladas como viviendas, todo tipo de asentamientos ilegales, el chalé patera de Sant Antoni, los bajos comerciales de Figueretas y ahora esto. Nada fuera de lo lógico en las circunstancias extremas que en materia de vivienda atraviesa Ibiza. Pero todo absolutamente ilegal. Pese a que el Ayuntamiento de Santa Eulària ha actuado con celeridad -a diferencia de la parsimonia del consistorio portmanyí y de la condescendencia inicial del concejal de Urbanismo y Actividades, Juanjo Ferrer, en el caso del chalé patera-, ha abierto expediente urbanístico y ha ordenado la suspensión de toda actividad y el desalojo de la finca.
Aquí proliferan los avispados que pretenden sacar provecho de la falta de vivienda de alquiler y están dispuestos a pisotear cualquier normativa en tal de lucrarse lo máximo posible. Ante esto, solo queda la solución de aplicar sanciones económicas de tal envergadura que desbaraten el negocio a estas sabandijas.

El problema de la vivienda va para largo y no parece que ni la ley de Vivienda (cuyo anteproyecto tiene algunos visos de inconstitucionalidad según el Consell Consultiu) ni menos aún la ley del alquiler vacacional vayan a solucionar. Así las cosas, ¿qué se puede hacer? Podem está peleando para que se declare la “emergencia habitacional” en Ibiza y Palma, declaración que conllevaría la prohibición del alquiler turístico en ambas ciudades. Pero ni PSIB ni Més están por la labor. En todo caso, y perdonen mi escepticismo, seguirá habiendo problemas graves de acceso a la vivienda de alquiler, lo que continuará lastrando los servicios públicos, todos con déficit de plantillas, desde médicos, enfermeras, docentes, policías, inspectores de Hacienda, etc. Y ya también las empresas privadas, muchas de las cuales no cubren sus vacantes.

‘Pageses emprenyades’

Qué gran iniciativa la del Ayuntamiento de Vila de lanzar una campaña de concienciación sobre buenas prácticas de limpieza en clave de humor, recurriendo a las ‘pageses emprenyades’. Es bueno que la gente sepa que por salir a la calle con su perrito, pero sin llevar bolsa para recoger los excrementos, le pueden sancionar con hasta 300 euros. ¡Casi nada! A ver si así alguno aprende. Pero mejor aún sería que se acometiese un programa de lavado de aceras en profundidad, principalmente en los barrios de Vila, los más descuidados por el Ayuntamiento y por la concesionaria Valoriza. Las aceras están asquerosas porque se barre poco y apenas de baldea. La ciudad es mucho más que Dalt Vila.

Feliz domingo.

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)


15 julio 2017

LO HACEN TODOS

Debemos agradecer los desvelos de la Fiscalía Anticorrupción de Balears por encarcelar a Josep Lliteras. A sus ojos debe ser un peligrosísimo criminal que bajo la apariencia de un maestro de profesión y con ademanes de hombre educado y tranquilo, se esconde un tipo que no ha de librarse de ir a la cárcel por dos años. Su peligrosidad es tanta que no quieren que se le conceda la remisión condicional de la condena, aunque carezca de antecedentes y haya pagado parte del dinero que se le reclama. ¿Deben creer que a sus 60 años aún está en disposición de reincidir en su actividad delictiva? Es difícil pensarlo porque los delitos de los que se le acusa y por los que será condenado los cometió siendo director insular del Consell de Mallorca. La Fiscalía pedía para él 8 años de cárcel por gastar 122.000 euros de dinero público para organizar eventos en los que se pretendía captar el voto para Unió Mallorquina. Concretamente organizar saraos para la colonia latinoamericana, con la esperanza de que acabaran votando a UM. ¡Menuda estupidez!

Él siempre se declaró inocente e incluso denunció que su firma había sido falsificada en algunas facturas. Ahora ha acabado confesando para reducir la condena de 8 a 2 años, teniendo en cuenta que todos los demás acusados ya habían pactado con la Fiscalía y ninguno había de entrar en la cárcel. La trampa estaba tendida, la condena era segura e incluso ha renunciado a que se investigue el episodio de la falsificación de la firma porque total, de nada iba a servirle.


Este es otro caso más donde lo de menos ha sido averiguar la realidad. Se condenará sin juicio por algo que hacen absolutamente todos los partidos. Cada merienda para la 3ª edad, cada paella de un ayuntamiento, cada subvención a una asociación afín, cada ayuda a las casas de Balears en el exterior tiene como objetivo ganar votos. Si Més apoya a Memoria de Mallorca, todos sabemos para qué lo hace. Y si Podem subvenciona a la PAH, es por la misma razón. Pero solo se manda a prisión a los de UM por algo que hacían, hacen y harán todos los partidos. En Ibiza el Consell Insular ha contratado a dedo al abogado de la PAH Eivissa para hacer una consultoría en materia de vivienda. ¿Por qué no se ha sacado a concurso? ¡Pero si todos los dirigentes de Podem son miembros activos de la PAH! Pero da igual, Lliteras tiene que ir a la cárcel porque a los fiscales se les antoja. 

(Publicado en Última Hora)

11 julio 2017

CONFLICTIVIDAD LABORAL

Hace unos días hemos sabido que cada viernes y sábado de julio y agosto, un médico de Son Espases se traslada a Ibiza para cubrir las guardias en el servicio de Urgencias del Hospital de Can Misses. No se tiene constancia de antecedentes similares. También hemos sabido que Iberia, entre tres o cuatro veces por semana, mete a un grupo de maleteros en uno de sus aviones con destino a Ibiza y al terminar el día los regresa a Palma. Tal es la falta de personal en Ibiza. Podríamos poner muchos más ejemplos de la falta de trabajadores para cubrir la demanda existente en temporada alta en Ibiza, tanto de personal cualificado como no cualificado.
Cuesta entender que habiendo a finales de julio más de 3.500 desempleados en Ibiza, no se recurra a ellos para aumentar la plantilla disponible, sobre todo en trabajos no cualificados como el del personal de ‘handling’ del Aeropuerto de Es Codolar. Pero también es cierto que conociendo la falta de personal, ahora se comprende mejor -aunque sea imposible de justificar- la reacción de un trabajador de dicho aeródromo al caérsele parte de las maletas del carrito y emprenderla a patadas y lanzándolas al aire.
Para más inri también hemos sabido que Iberia obligaba a realizar un test de embarazo antes de contratar a mujeres, para evitar riesgos. Esta práctica le ha costado 25.000 euros de multa por discriminación por motivos de sexo.
Me parece a mí que viendo lo que vemos, los niveles de precariedad laboral y los bajos salarios, comienza a ser urgente que se tomen medidas correctoras, porque empieza a ser intolerable todo en su conjunto. Solo falta que algún trabajador sea despedido por presentarse a delegado sindical… ¡Ah!, no que eso ya ha sucedido también… en Mallorca, ¡cómo no! La Finca Es Fangar ha despedido a dos operarios por presentarse a las elecciones sindicales. Muy normal no parece.

(Publicado en Última Hora)

09 julio 2017

FALTA DE PROFESIONALIDAD

Esta semana hemos visto cómo un operario de ‘handling’ de Iberia del Aeropuerto de Ibiza la emprendía a patadas con las maletas de unos viajeros que acababan de llegar a la isla, en un arrebato de rabia -no exento de impotencia- cuando, al tomar una curva con el carrito, se le cae parte de la carga. El vídeo lo hemos podido ver todos y son curiosos los comentarios que hemos leído por parte de la gente. Unos se enfurecen viendo lo que el trabajador le hace a las maletas y bolsas, quizás también recordando el estado en el que recogió alguna vez su equipaje en la cinta. Otros sienten empatía por un trabajador que tiene un mal día y harto de calor y desbordado por la sobrecarga de trabajo y otras circunstancias aún peores, la emprende a porrazos con lo que tiene más a mano, suerte que eran maletas.
Desde luego los más empáticos, personas comprensivas y tolerantes de las que todos tenemos tanto que aprender, defienden que cualquiera reaccionaría así si trabajase tantas horas al sol y no llegase a final de mes. Suponiendo que esto fuera así, les imaginamos igual de comprensivos si las maletas fueran suyas y el contenido de las mismas apareciese hecho trizas. O cuando los vigilantes jurados del Aeropuerto de Es Codolar, por poner un ejemplo, les hablen mal y les den algún empujón o les cacheen de mala manera en los filtros de seguridad, porque ellos también están desbordados por la carga de trabajo, por las horas que hacen y lo que tienen que soportar. Incluso se avecina una huelga indefinida, pues como nos recuerda Comisiones Obreras, los trabajadores del aeropuerto, tanto de limpieza, seguridad o ‘handling’, son uno de los sectores con mayor precariedad
Sucede que los que más comprensivos se muestran con el pobre operario de ‘handling’, fulminantemente suspendido de empleo y sueldo por Iberia, acostumbran a colgar fotos en internet de todo lo que a ellos les parece intolerable, ya sean hamacas en las playas, basuras rebosantes, coches mal aparcados o atascos en las carreteras. Doy por hecho que también serán los que maldicen a los alquileres turísticos, pero que cuando ellos se van de viaje no dudan en visitar Airbnb para procurarse alojamiento. Y del mismo modo que se quejan de que los maleteros cobran poco, ellos compran sus billetes en aerolíneas ‘low cost’. O dicen defender el pequeño comercio tradicional, pero no hay semana que no vayan a comprar a un bazar chino, de esos donde encuentras de todo por cuatro perras, cuando no le compran un pareo a un vendedor ambulante al que una mafia le obliga a patear la arena arriba y abajo.
No podemos ser tan hipócritas de criticar ciertas cosas y luego mirar hacia otro lado cuando observamos un comportamiento tan alejado de la profesionalidad.
• Alquileres turísticos.
La Ley que tramita el Parlament sobre los alquileres turísticos está más en el aire que nunca toda vez que Podem y Més per Menorca hasta el momento no han asegurado su apoyo para aprobar esta norma. Es posible que estén tirando de la cuerda como estrategia para lograr que sus enmiendas sean aceptadas, algo que forma parte del juego político y que no es descabellado pensar. Pero ya vemos que este es un asunto controvertido, con muchos intereses confrontados, y como dijo en estas mismas páginas el presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Torres (a quien deseamos una pronta y total recuperación), aunque los alcaldes de la isla se han manifestado con claridad en contra de legalizar el alquiler de pisos a turistas, no se puede descartar que en algunas zonas tal cosa se permita. No sería ningún drama que, como expone el alcalde de Sant Joan, algún municipio lo haga como en su caso, quizás, Portinatx. Pero es importante que mientras haya problemas graves de acceso al alquiler residencial, el alquiler turístico en las Pitiusas sufra severas restricciones, de modo que quien quiera alquilar una propiedad, la destine no al alquiler vacaciones de corta estancia, sino al residencial de larga duración.
• Furgonetas negras.
No quisiera yo ser el propietario de una furgoneta negra, porque directamente uno podría ser calificado de taxi pirata. Y mucho me temo que en absoluto es así. No niego que los haya, por supuesto, pero que donde los taxistas digamos ‘legales’ (aunque entre ellos abundan muchos más piratas que los ilegales que ellos denuncian) ven piratas, los inspectores no los ven y por eso, no los sancionan. La competencia desleal es un problema estructural no solo en las Pitiusas, sino en toda Balears, pero algunos han logrado que solo hablemos de lo que a ellos les afectan, como si no afectase a tantos y tantos sectores en esta tierra.
Feliz domingo.

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)


08 julio 2017

UNA LEY EN LA CUERDA FLOJA

Afloran con fuerza las discrepancias entre los firmantes de los Acords pel Canvi (PSIB, Més per Mallorca, Més per Menorca y Podem), ahora a cuenta de la Ley del alquiler turístico. Podem (la formación que debate integrarse en el Ejecutivo Armengol-Barceló aunque no se cortaría un pelo en votar en contra de una de las leyes estrella del Govern) no garantiza su apoyo al texto si no se aceptan sus enmiendas. Es posible que lo que pretendan, como ya han hecho otras veces, es tensar la cuerda para forzar la situación, pero quién sabe de lo que serían capaces si llegado el momento, no se aceptan sus postulados. Desde luego, Podem Eivissa no podría aceptar que dada la “emergencia habitacional” que se padece en las Pitiusas, la Ley no vete el alquiler turístico en aquel territorio. No podrían aceptarlo ni podrían asumir sin un terrible coste un cambio en su discurso político. Lo cierto es que la legislatura entra en una fase muy movida, donde las divergencias de los partidos de izquierdas se acentuarán sin disimulo, a fin de posicionarse del mejor modo de cara a las futuras elecciones autonómicas.

Podem exige desde ya que para aprobar los próximos presupuestos, en ellos se incremente la cuantía que los turistas deben pagar por pernoctar en Balears a través del impuesto turístico. La ecotasa siempre les pareció poca y quieren hacer más caja. Desde Més y PSIB se cederá en este asunto sin problemas, porque además, creen en ello. Pero solo ellos cargarán con el efecto negativo de una subida de impuestos. Podem sale indemne y fortalece su posición. Y les animará a plantear nuevas exigencias de tipo impositivo que a ver cómo moderará el Govern.


Que PSIB, Més y Podem acaben aprobando un proyecto de desdoblamiento de la carretera de Llucmajor a Campos, les da un barniz de moderados y pragmáticos, aunque hay quien lo considera una traición en toda regla, como el GOB o Terraferida, dispuestos a tirar de hemeroteca para sacarles los colores a quienes afirmaban no tener dicha vía como una prioridad. Recuerden aquello de “qui estima Mallorca no la destrueix”. Los apóstoles del decrecimiento no quieren una nueva carretera desdoblada -ni sin desdoblar-, pero sucede que la realidad es tozuda y que, al final y pese a los retrasos, no se puede hacer otra cosa. Y además, las discrepancias en el seno del Pacte -y las críticas de los ecologistas- hacen fuerte al PP y a Ciudadanos. 

(Publicado en Última Hora)