19 noviembre 2017

EL INFIERNO DE LA ITV

Este pasado jueves no pude ir a Santa Gertrudis en el día de su fiesta grande porque me tocó pasar la ITV. Un verdadero suplicio para todos los habitantes con vehículo en esta sufrida isla. Pedí hora en julio y me dieron cita en noviembre. Casi nada. Me presenté en la estación a las 10. Teniendo hora a las 10:30, tuve que esperar en la calle y de pie, ya que en la oficina no cabía ni un alfiler. Hasta un trabajador de seguridad han tenido que poner para organizar aquel desastre. No salí de allí hasta la una de la tarde. Eché la mañana inútilmente y encima, el coche no pasó la inspección, aunque eso es culpa mía. La tarifa es mucho más barata que en Mallorca, por poner un ejemplo, pero eso será si no se cuantifica lo que vale perder una mañana de trabajo. Es preciso que hagan algo, porque no se puede seguir así. No había nadie en esa cola infernal que estuviera contento y digo yo que no será tan difícil ponerle remedio a esto, ¿no? En Mallorca se anunció hace poco que el servicio de ITV, que ahora presta una empresa privada, sería rescatado y pasaría a prestarlo el propio Consell Insular directamente. Pero ante la imposibilidad de hacerlo sin vulnerar la llamada Ley Montoro, se ha optado por la gestión directa y hacer un contrato de servicios. ¿Por qué no hacen algo así en Ibiza? Es absurdo seguir mirando hacia otro lado y jorobar a los usuarios indefinidamente.

Menudo pelotazo
Menudo pelotazo han pegado los responsables de Turismo y de Industria del Consell Insular. La compañía automovilística Mercedes Benz ha decidido formar a más de 14.000 trabajadores de 50 países diferentes en Ibiza, entre febrero y abril del próximo año. Para ello, los alojará en los hoteles de Palladium, o sea  Grupo Matutes, y ha alquilado todas las instalaciones de Fecoev, la empresa propietaria del Recinto Ferial. El año pasado Fecoev ganó dinero, aunque no teniendo pérdidas ya cumple sobradamente su objetivo, siendo una empresa pública. Este año, a pesar de las obras, también equilibran sus cuentas. Y gracias a Mercedes Benz es muy probable que el año 2018 sea rentable. Buena noticia para todos. Pero seamos justos, el mérito mayor es de Mercedes Benz y del Grupo Matutes. Mucha gente comenzará su temporada laboral mucho antes que de costumbre y la imagen de Ibiza en cuanto a destino de congresos, se verá muy beneficiada, generando más oportunidades en el futuro. Ayudaría mucho que todos los partidos trabajasen juntos para lograr que se acometa la segunda fase del Palau de Congressos de Santa Eulària, aunque no albergo esperanzas.

Bicicletas
Es posible que Ibiza sea la única ciudad del mundo donde sus munícipes se dan por satisfechos si hay otras ciudades más sucias, cosa que por fortuna ocurre porque no tenemos la desdicha de, pese a estar sucia la ciudad, ser la ciudad más sucia de España, aunque no creo que andemos lejos. Obviamente, si alguien pasea por Dalt Vila o por la Marina, no opinará así, pero si se da una vuelta por el ensanche, no tendrá más opción que admitirlo a poco que sea sincero y tenga ojos en la cara. Pero lo que sí creo es que sucede en Ibiza es que los ciclistas creen poder hacer lo que les venga en gana, sin el más mínimo temor, ya no digo a que la Policía Local les denuncie, sino a que nadie les llame la atención. Sucede como con la suciedad, que ya nos hemos acostumbrado y que no albergamos ninguna esperanza de que la situación pueda mejorar. Circulan por la acera entre los peatones, se saltan los semáforos, van en sentido contrario si se les antoja, etc. No creo que esto suceda porque el concejal de Movilidad de Vila, Juan José Hinojo, se mueve en bici, porque doy por hecho que él se ajusta a las normas de circulación como deben hacerlo todas las bicicletas. Las normas de tráfico y en especial las señales verticales, les son tan de aplicación a los ciclos como a los vehículos a motor. Estaría muy bien que el Ayuntamiento intentase hacérselo ver, con campañas de concienciación, pero también con sanciones si hace falta. Los comerciantes y restauradores de Vara de Rey pueden atestiguar que los ciclistas son ahora el gran peligro de esta estupenda zona peatonal, que más parece en velódromo.


Feliz domingo.

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

18 noviembre 2017

SI SE DEMUESTRA

Pilar Carbonell dimite del cargo de directora general de Turismo del Govern porque ha sido citada por el juez Manuel Penalva en calidad de investigada en el espinoso caso Cursach. Su nombre apareció en el sumario tras mantener una conversación telefónica en enero del año pasado con el director general del Grupo Cursach, Tolo Sbert, conversación que fue grabada por la Policía. También apareció Joan Mesquida, exsecretario de Estado de Turismo y actual director general de proyectos estratégicos y turismo del Ajuntament de Calvià, y no descarten que sea el siguiente en ser imputado.  Carbonell negó en la Comisión de Turismo del Parlament haber dado ningún trato de favor a Cursach o a cualquier otra empresa, aunque reconoció haber informado a Sbert del estado de tramitación de un expediente sobre la reforma del Megapark. Además, Carbonell sostuvo que se había inspeccionado y sancionado en dos ocasiones por sobreocupación a un hotel de Cursach, imponiéndole la máxima sanción. La Policía sostiene que Carbonell les  dispensaba trato de favor "exclusivo y preferente”. ¡Vaya porquería de trato de favor, que les mandaba los inspectores y les sancionaba con el máximo rigor!  
El portavoz de MÉS per Mallorca, David Abril, aseguró un día antes de la dimisión de Carbonell que si se demostrase trato de favor al Grupo Cursach, él "sería el primero en salir" de su grupo político. "No ha habido trato de favor ni a Cursach ni a nadie", destacó. Pero no se comprende que un partido como MÉS, azote de la corrupción y cuya ética destaca por encima de la de cualquier otro, quiera esperar a que se demuestre algo. Nunca ha sido así. Cuando se trata de pronunciarse sobre conductas de políticos de otros partidos, nunca muestran ni un mínimo de prudencia y moderación, y jamás esperan a si se demuestra. Para ellos y hasta ahora, una mera sospecha en un informe policial, inmediatamente ha supuesto la bajada a los infiernos del sospechoso, sin esperar jamás a que se demuestre, ni a que haya sentencia. Las palabras de la Fiscalía o de la Policía han sido más que suficientes. ¿Por qué ahora habría que esperar a si se demuestra?
Podem y su nuevo portavoz parlamentario, Alberto Jarabo, darán a probar durante una buena temporada a MÉS per Mallorca su propia medicina. Ahora van a por Biel  Barceló como ellos antes han ido a por tantos y tantos rivales políticos, sin esperar a que se demuestre nada. 

(Publicado en Última Hora)

16 noviembre 2017

ESTÁN DELICADOS

Si los miembros del equipo de gobierno del Consell d’Eivissa están delicados de salud, ¿qué le vamos a hacer? Cuando se presentaron a las elecciones parecían saludables y robustos. Y pese a ello, no las ganaron, pero pudieron unirse para evitar que gobernase el PP. Luego ha resultado que flojeaban, pero ¿cómo íbamos a saberlo? Todo el mundo puede caer enfermo y también tienen derecho  a tomarse una baja médica para restablecerse aunque sean políticos. Es más, la política es una actividad en la que es mejor estar al cien por cien, porque de lo contrario te va minando y acaba por dejarte hecho polvo. De modo que es mejor que estén en sus casas hasta que se recuperen completamente, lo que deseo que suceda cuanto antes. Pero que nadie se alarme, porque el Consell va tirando igual de bien o igual de mal que siempre. Tampoco tenemos director insular de la Administración General del Estado desde hace 10 meses y ¿a que nadie lo ha notado? En Bélgica estuvieron 541 días sin gobierno (entre abril de 2010 y diciembre de 2011), algo que agotó al rey Alberto II, quien abdicó en su hijo Felipe. Pese a ello y aun teniendo en cuenta la crisis económica mundial, el paro se redujo, el PIB creció, el déficit mejoró e incluso se incrementó el salario mínimo interprofesional. Los altos funcionarios belgas se encargaron de que todo funcionase adecuadamente mucho mejor que los políticos. Y es que nada garantiza que un gobierno en plenitud de sus facultades físicas, mentales y políticas, sea mejor que no tenerlo. A las pruebas me remito: ¿alguien ha echado de menos a los consellers convalecientes? Hasta que apareció publicado en estas páginas, nadie se había dado cuenta. Y alguno hay que soluciona los mismos problemas estando en el Consell que estando en su casa, o sea ninguno. Así pues, que se mejoren y no tengan prisa por volver. La salud es lo primero.

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

12 noviembre 2017

NO QUEREMOS MÁS TURISTAS

A fuerza de repetir una mentira mil veces, la gente se ha acabado por convencer de una falsedad enorme. Se dice que casi en todos los países de nuestro entorno se cobra un impuesto turístico. Es absolutamente falso. En España ninguna comunidad autónoma ni ciudad lo cobra. Ni una sola, exceptuando Catalunya, que a la vista de las circunstancias es dudoso  que se pueda considerar territorio español, pronto ni europeo siquiera. Ni una sola comunidad turística, ya esté gobernada por nacionalistas, por la derecha o por la izquierda, lo cobra, ni se plantea remotamente hacerlo. Ni la Comunidad Valenciana, ni Murcia, ni Andalucía, ni Canarias… ¡nadie! Y nadie se muere por ello.

Se dirá que en el extranjero todo el mundo lo cobra, pero es otra mentira rotunda. No lo cobra apenas ningún país, ni tampoco una región. Si acaso lo cobran algunas ciudades y en absoluto es algo que esté generalizado. Nadie es tan burro de gravar su principal fuente de riqueza para colocarla en una posición de desventaja con sus competidores. Menos aquí, claro, que somos los más listos del mundo y ahora que las cosas van más o menos bien, volvemos a atar los perros con longanizas.
Aquí nos han hecho creer que sin el dinero del impuesto sobre las pernoctaciones fuera de casa -más conocido como ecotasa-, que también pagamos los residentes que tenemos el mal vicio de viajar entre las islas y alojarnos en un hotel, agroturismo, hospedería o refugio de montaña, el mundo se acabaría. Es una forma de verlo. Se dice que ese dinero nos viene de perlas para atenuar la pisada ecológica que provoca el turismo, pero hasta ahora solo ha servido en Eivissa para mejorar las canalizaciones de agua potable que, de no haber turismo, también tendríamos que tener en buenas condiciones. ¿O no?

El año próximo se comenzará la Escuela de Hostelería en el antiguo cuartel de Sa Coma. ¿Tiene este proyecto, que será financiado en parte con dinero de la ecotasa, algún efecto positivo sobre el medio ambiente? Ni el más mínimo. Además y para que usted, querido contribuyente pitiuso, sienta orgullo por dar dinero a quien tiene más que usted y seguramente menos necesidades, pagará una parte de un museo del ferrocarril en el municipio de Son Carrió, en Mallorca. Este proyecto vital sin el cual el turismo balear corre el riesgo de colapsar, lleva aparejado un tren turístico que recorrerá un trayecto de cuatro kilómetros entre Sant Llorenç y Son Carrió, en la comarca del Llevant. ¿No se siente feliz por contribuir a hacerles otro trenecito turístico a los mallorquines? Ya tienen uno que va de Palma a Sóller, pero este es privado y por lo que parece, muy rentable. Ahora les haremos otro que será público y será ruinoso. Y lo pagarán también los turistas que visitan Ibiza y Formentera, para escarnio nuestro.

Esta es la magnífica ecotasa que nos vende el Govern y las formaciones de izquierdas, encantadas con esquilmar los bolsillos de los ciudadanos para malgastar el dinero en chorradas absurdas, que se venden como proyectos vitales para nuestro porvenir y para recuperar la naturaleza de la acción nociva de tanto turista desalmado. Y encima quieren que aplaudamos. Pero eso es mucho pedir. El año próximo la ecotasa será doblada sin que se haya explicado por qué. Tenemos suerte de que no la hayan triplicado o cuadruplicado. Cualquiera con dos dedos de frente puede comprender que esto tendrá efectos sobre la demanda, como advierten los expertos, aunque los partidarios del impuesto lo niegan.

Pero alguno hay con la sinceridad suficiente como para hablar claro de vez en cuando. El diputado de Més per Menorca, Josep Castells, animó el jueves pasado en el Parlament al vicepresidente del Govern y conseller de Turismo, Biel Barceló, a seguir incrementando la cuantía del impuesto hasta que deje de venir el millón de turistas que los hoteleros vaticinan que van a dejar de venir la temporada próxima por mor de la dichosa ecotasa.


Y aquí está la realidad del impuesto de turismo sostenible: una tasa que persigue que dejen de venir turistas, ya que es claramente un elemento disuasorio, no tanto por sí mismo, sino por el mensaje que traslada a quienes lo pagan. No es usted bienvenido, su presencia nos incomoda y para hacernos el trago amargo algo más soportable, le cobramos dos euros al día y eso nos compensa la carga que acarreamos con usted, despreciable turista. No quieren más turistas. Agradeceríamos que sean francos y que lo digan sin ambages, sin más mentiras. ¡Díganlo claro de una santa vez y dejen de marear!

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

11 noviembre 2017

INDEPENDENTISMO EN LA UCI

Tras la expeditiva respuesta del Estado a la declaración unilateral de independencia aprobada por el Parlament de Catalunya el 27 de octubre, por tan solo 70 votos a favor (lo que no les permitiría ni cambiar una coma del Estatut d’Autonomia), el movimiento independentista ha quedado fuera de combate. Según confesó la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, se trató de una declaración “simbólica”. No se lo pareció a los miles de catalanes que lo celebraron en las calles y a los que ella había arengado diciéndoles que no darían “ni un paso atrás”; ni a los que el miércoles cortaron las autopistas y las vías del AVE. A todos aquellos que de buena fe creyeron que una nueva república había nacido en Europa, se les dice ahora que se trató de una pantomima. Por supuesto, a España no se lo pareció.

Forcadell ha hecho lo que tenía que hacer para librarse de la cárcel, porque de nada sirve acrecentar innecesariamente el número de mártires encarcelados. Pero quizás hubiese sido más digno seguir la senda de Oriol Junqueras y el resto de exconsellers en prisión preventiva. Con los ojos puestos en las elecciones del 21 de diciembre, es aberrante que los independentistas acepten presentarse a unos comicios autonómicos convocados por el presidente Mariano Rajoy. La legitimidad de estos comicios emana de la Constitución y del Estatut, que ellos consideran superados. Entonces, ¿por qué concurren a ellas? ¿Para volver a saltarse la Ley a la torera?  


Hemos llegado a un punto donde cada bando solo ve los atropellos del contrario y no ve los suyos propios y, encima, todos quieren ganar. Todos se acusan de violencia, ya ven. Casi nadie quiere una solución dialogada, sino imponer sus tesis. Y así el problema no se va a solucionar por más que Carles Puigdemont se empeñe en hacer el ridículo en Bruselas hasta el momento -no lejano- de su detención y entrega a España. Puigdemont ya no puede liderar un proceso de negociación y sin embargo el PDeCAT despreció la opción de Santi Vila para empecinarse en alguien que está prófugo, que más pronto que tarde acabará en la cárcel y cuya irresponsabilidad política no tiene parangón. La única salida que queda es que tras las elecciones, se negocie un nuevo encaje jurídico-político con España. Pero las actuaciones unilaterales fuera de la Ley, ya se las pueden quitar de la cabeza porque España ha demostrado cómo se las gasta. Yo ya lo avisé.

(Publicado en Última Hora)

10 noviembre 2017

NECESITAMOS GUARDIAS, NO ROBOTS

Todos los expertos advierten que los robots irán sustituyendo poco a poco a los humanos en actividades cotidianas, de las que seremos relegados para centrarnos en lo verdaderamente importante: no hacer nada. Claro que al no hacer nada, serán pocos los que cobren un salario por su trabajo y menos serán los que coticen para sostener con sus impuestos los servicios públicos y pagar las pensiones. Ya hay quien apunta que para paliar esta realidad, hay que comenzar a pensar en que coticen los robots que sustituyen a personas, que son todos. Pensemos en el cajero automático de un banco. ¿Acaso no resta puestos de trabajo?

Tras la reunión de la Comisión de Tráfico y Seguridad de la Circulación Vial celebrada en Palma este miércoles, y tras analizar el repunte de víctimas mortales en las carreteras de Eivissa (16) y Formentera (2), con 18 fallecidos en lo que va de año (diez más que en 2016), se propone para abordar esta dramática problemática, tirar de robots, pues eso y no otra cosa son los radares fijos. Estos aparatos, cuya localización está sobradamente indicada en la vía y en cualquier GPS de auxilio a la conducción, son una preciada herramienta de la DGT para recaudar multas, pero es dudosa su utilidad a la hora de prevenir accidentes.

En las carreteras de las Pitiusas no hacen falta más robots recaudadores, sino medidas efectivas como mejorar la iluminación en los puntos de concentración de accidentes, sobre todo en las intersecciones. Pero principalmente se necesitan más agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que lleven a cabo una vigilancia activa y denuncien las infracciones que observen. Y por supuesto, incrementar el número de controles preventivos de alcoholemia y drogas, de forma que quienes así conducen, poniendo en peligro al resto de usuarios y a sí mismos, se lo piensen dos veces antes de ponerse al volante. 

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

07 noviembre 2017

NO HAY DOS JUECES IGUALES

Que haya quien establezca paralelismos entre casos que se investigan en juzgados diferentes resulta absurdo, aunque en cierto modo es normal que los ciudadanos legos en estos temas se muestren extrañados de que una jueza de la Audiencia Nacional decida una cosa y un juez del Tribunal Supremo decida otra diferente. La gente se preguntará cómo es posible que siendo la Ley la misma, cada juez pueda adoptar decisiones tan dispares. Pero lo cierto es que la sociedad ha entregado un poder enorme a los miembros de la judicatura para que ellos, con sus conocimientos en Derecho y su experiencia profesional, tomen decisiones conformes a la Ley pero basándose en su propio criterio. Ante un mismo asunto, un juez puede decidir enviar a alguien a prisión preventiva como puede decidir que se presente cada 15 días en el juzgado. Y otro juez diferente puede ordenar cualquier otra medida cautelar de las muchas que contempla la Ley.

Lo peor es que gente que sí conoce cómo funciona el Derecho y los tribunales, decidan enmarañar el asunto y confundir a la ciudadanía sembrando dudas. Aún más grave es si quienes lo hacen son parlamentarios, como Laura Camargo, y que personalizan señalando a la jueza Carmen Lamela, instando a la gente a firmar en Change para que sea inhabilitada, con el argumento de que fue condecorada por el PP. Muchos jueces y fiscales han sido y serán condecorados por el Gobierno de España, que hasta ahora ha estado siempre en manos del PP o del PSOE. Es natural que Lamela haya sido distinguida profesionalmente con alguna medalla, como tantos miles de profesionales.

No hace muchas semanas desde Podem Illes Balears se defendió en el Parlament una proposición no de ley donde se instaba a despolitizar la Justicia. Bonita forma de hacerlo, señalando a una magistrada de la Audiencia Nacional por el mero hecho de adoptar medidas cautelares en un procedimiento penal. Dado que incluso Pablo Iglesias habla de presos políticos y acusa al PP de encarcelar a políticos rivales, como si Rajoy pudiera hacer tal cosa, habremos de concluir que si ellos llegaran al poder algún día, lo harían, pues se lo reclaman al PP. Como si España fuera Venezuela.

(Publicado en mallorcadiario.com)

04 noviembre 2017

"ESE SEÑOR"

El magistrado José Castro, ya a punto de poner fin a su dilatada carrera por jubilación, nos obsequió con una extensa entrevista en el programa “Dues voltes” de IB3. Desafortunadamente la audiencia, como viene siendo costumbre en los últimos años en la cadena autonómica, no acompañó al testimonio que se nos ofrecía como merece el personaje, otorgando un exiguo 1,7% de share. En horario de máxima audiencia, se trata de un resultado malo, aunque empatado con la media del canal de ese día. Lo cierto es que siendo la entrevista muy interesante, como interesante es el personaje, el exceso de merengue acabó haciéndolo empalagoso hasta decir basta, cosa que era absolutamente innecesaria.

Más de una docena de personas, entre trabajadores de los juzgados, jueces, fiscales, abogados y periodistas, loaron al juez. Pero igual que ellos lo pusieron por las nubes, también se hubieran encontrado sin dificultad un buen número de testimonios que soltasen pestes. De su mal carácter y de sus comentarios faltones. Sobre todo las decenas de personas a quienes ha tenido imputados en delitos de corrupción durante años, sin importarle las consecuencias, para acabar un día archivando la causa. Imposible no emocionarse cuando habló de que los jueces deberían saber lo que es la cárcel. O estar imputado durante años siendo inocente, señoría. Tampoco se dijo nada de la saga familiar de abogados que siguen sus pasos en el mundo del Derecho, una omisión imperdonable. Ocultar las sombras como se hizo, no parece lo más ético. Se diría que se les fue la mano con tan intensa ‘ensabonada’.


Castro tuvo el arrojo de llamar a declarar a una infanta de España, hija de reyes, hermana del futuro rey y 6ª en la línea de sucesión a la Corona, y de enviarla a juicio con la beligerante oposición de un fiscal, Pedro Horrach, que se comportó como su abogado defensor. Castro se refirió a él como “ese señor”, con un desdén superlativo y devolvió con elegancia, pero muy a destiempo, todos los ataques recibidos de Horrach durante semanas (“nuestra relación terminó”, “que le vaya bonito”). También respondió a la Casa Real, en su discurso al recibir el título de hijo predilecto de Córdoba, las injurias recibidas. Mucho aguantó mientras otros le ponían como un trapo. Ahora todo son alabanzas. Claro. Si Horrach siguiera en la Fiscalía, jamás hubiésemos visto esta entrevista. Ni IB3 ni nadie se hubiera atrevido.

(Publicado en Última Hora)

03 noviembre 2017

¿QUÉ SE CREÍAN?

¿De verdad pensaron que lo que hicieron el día 27 de octubre en el Parlament de Catalunya quedaría sin respuesta? La humillación infligida a conciencia y con total desprecio a la legalidad  a gran parte de España y de Catalunya, votando secretamente por la proclamación de la independencia y el nacimiento de la República de Catalunya con tan solo 70 diputados, cosa que no les permitiría cambiar ni una coma del Estatut d’Autonomia, tendría consecuencias. Ellos lo sabían y aun así prefirieron forzar la aplicación del 155, que acarreaba de facto el cese de todo el Govern de la Generalitat y la intervención del autogobierno. Carles Puigdemont podía haber convocado elecciones, pero prefirió denigrar a España, ese país vecino que pese a financiar su autogobierno, es injuriado silbando su himno nacional a la mínima oportunidad. ¿Qué se creían, que la encerrona al rey Felipe y a los demás representantes del Estado el 27 de agosto, en aquella manifestación contra el terrorismo que la ANC, Òmnium, el Govern y todo el independentismo, quedaría sin respuesta? ¿En serio lo soñaron? Ahora pagan las consecuencias de sus actos y no cabe lamentarse, porque a fin de cuentas ya tienen su episodio épico y heroico, algo de lo que tendrían que estar agradecidos. Están escribiendo su historia, como ansiaban. Aunque la huida de Carles Puigdemont sea todo, menos épica y heroica y, a la postre, la actuación que justifica a una magistrada de la Audiencia Nacional encarcelar a todos los consellers posibles, antes de que se fuguen con él a Bruselas. Siguieron paso a paso su hoja de ruta sin importarles nada ni nadie. Tampoco la Ley. Craso error. No calcularon los movimientos de los poderes del Estado. Ahora volverán con el cuento de la represión y que no hay Justicia, pero ¡si ellos han sacado pecho de la desobediencia de las Leyes! Ahora que acarreen con las consecuencias.

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

31 octubre 2017

INSUPERABLE COLOFÓN AL ESTRAMBOTE

Puigdemont no es sino una víctima más del ‘procés’. Un president que según él mismo confesó, ‘no soc infalible, però sí insubornable’. Llegó a decir que él no sería cesado por nadie. Albert Rivera se cachondeó preguntándole si se creía Superman o Batman. Obviamente fue cesado en aplicación del artículo 155 de la Constitución. Afortunadamente hay en casi todas las constituciones democráticas mecanismos para apartar del poder a quienes se colocan al margen de la Ley y eluden deliberadamente los resortes de control. Pero es cierto que nadie esperaba que Puigdemont y medio Govern de la Generalitat se fugara como ‘El Lute’. Pese a ello, habrá fanáticos como Lluís Llach que le continuarán llamando Molt Honorable President. Porque sigue habiendo en Catalunya mucha gente a la que no le importa que haya delinquido con persistencia y reincidencia, pues la causa por la que lo hizo, el independentismo, actúa como una eximente de la responsabilidad criminal para ellos. No para la Fiscalía ni para los tribunales.

Ahora se comprueba cuán acertada fue la prisión preventiva de los Jordis y que, en efecto, había riesgo de fuga. La de Puigdemont supone, al margen del colosal ridículo, alejar a los dos líderes de Òmnium y de la ANC de la libertad. Y también acerca la cárcel a Oriol Junqueras y al resto de consellers que no han tomado las de Villadiego.

Si la historia del nacimiento de la República de Catalunya ha de escribirse en base a esta sucesión de hechos propios del más impredecible estrambote, ¡qué manera más patética e indigna de alumbrar un país! Por supuesto la Unión Europea no ha de querer de ningún modo que Catalunya siguiera formando parte de ella, porque con líderes dispuestos a saltarse las leyes a la torera, ¿qué fiabilidad podrían ofrecer? Igualmente sucedería que cuando les diera la gana incumplirían los tratados. Y es que cuando se ponen las instituciones en manos de radicales sin visión global y sin ánimo integrador, sucede lo que está sucediendo.

Pero alerta que pese a todo, los catalanes aún serán capaces de volver a otorgar una mayoría parlamentaria a PDeCAT, Esquerra Republicana y la CUP. Nada me sorprendería ya, porque llegados a este nivel de degeneración, cualquier cosa puede suceder.

(Publicado en mallorcadiario.com)