23 junio 2017

DOMINGUEROS CON TORTILLAS

La plataforma Prou! se ha propuesto recuperar las playas para que así los ibicencos y residentes en la isla puedan ir a comer tortilla payesa, algo que según ellos, se ha vuelto muy difícil en algunos de los arenales más concurridos de la isla. Lo hicieron el pasado domingo yéndose a hacer de domingueros al final de Playa d’en Bossa y amenazan con volver a hacerlo cualquier otro día de estos. Cada cual es muy libre de perder su tiempo como más le plazca, que para eso es suyo y no soy yo nadie para criticarlo. Pero algunos están llevando sus actuaciones de protesta que a priori, podrían estar justificadas, a una suerte de folclorismo que roza el ridículo, además de incurrir en la inutilidad más absoluta. ¿Qué es lo que piden? Si lo que quieren es denunciar la privatización de la costa y el exceso de superficie otorgado en régimen de concesión, cosa que se comprende, lo más normal sería que se plantaran delante del Ayuntamiento de Sant Josep y se comieran allí sus tortillas, en lugar de andar molestando a los turistas en sus tumbonas. A fin de cuentas, ¿quién es el responsable máximo de que los beach clubs se hayan apoderado de la arena de la playa? ¿Los turistas, los empresarios o la autoridad municipal que lo autoriza y lo consiente, vendiendo la concesión al mejor postor? Sucede que los de Prou!, además de una turismofobia rampante, sufren de ‘protestitis’ selectiva. Y como no les apetece protestar contra el Ayuntamiento que preside un socialista como Josep Marí Ribas ‘Agustinet’, pues dicen que se van a recuperar las playas con tortillas payesas, pero de forma “pacífica”. Ya pueden ponerse tibios de tortilla payesa y sobrasada, pero sus protestas no cambian nada, nada en absoluto. Si de verdad quieren recuperar las playas, que se vayan a hablar con el que las subastó indecentemente como si aquello fuera Christie’s. 

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

20 junio 2017

EL PSOE VA DE MAL EN PEOR

Pedro Sánchez ya tiene todo el poder en el PSOE: el orgánico y el de la militancia. Su liderazgo ya es total y absoluto. Y sin embargo persisten las dudas de si será capaz, llegado el caso, de lograr mejorar los pobres resultados cosechados en las dos últimas convocatorias electorales, cosa que los militantes en las primarias no parecieron ponderar. Votaron al que ellos quieren al frente, no al que más posibilidades tiene de llegar a la Moncloa. Pero allá ellos.

Sin embargo, esto de establecer como conclusión del 39º Congreso Federal que España es una nación de naciones, no es algo que pueda quedar exento de polémica, por más que se sostenga que la soberanía nacional ha de continuar residiendo en el conjunto del pueblo español y no en una parte de ella. Es solo cuestión de tiempo que si se define a Catalunya como nación en una eventual reforma de la Constitución Española -imposible sin la anuencia del PP, no se olvide-, acabe reclamándose la soberanía plena de toda nación y también el derecho a la autodeterminación. ¿Qué nación en el mundo democrático es obligada a quedar limitada por las decisiones de otra nación u otras naciones vecinas?


Además, dudo mucho que esto sirva de algo, pues los partidarios del derecho a decidir lo son pero limitándose a Catalunya, incluyendo a Podemos. Y ni el PP ni Ciudadanos aceptarán fácilmente ni el referéndum ni tampoco una modificación de la Constitución que lo permita. De modo que el problema sigue encallado y sin posibilidad de solución real. Ya pueden marear la perdiz Pedro Sánchez y Miquel Iceta todo lo que quieran, que si el federalismo que propugna el PSOE se limita a esto, van de mal en peor.

(Publicado en mallorcadiario.com)

17 junio 2017

TESTIGOS DUDOSOS

Nueva vuelta de tuerca en el caso Cursach, un caso en el que es dudoso que los propios investigadores sean capaces de aclararse, exceptuando en su apreciación de que todo testigo protegido es víctima de amenazas, presiones, coacciones, palizas, tiroteos por parte de motoristas fantasmas y robo de canarios. Se diría que todo lo que tienen los investigadores son declaraciones de testigos y poco más. Y eso valdrá lo que los magistrados a quienes corresponda en su día juzgar el caso -si es que algún día el caso va a juicio, algo que al paso que vamos quizás suceda cuando el hombre haya colonizado Marte-.

Afirmar que José María Rodríguez gastaba más de 20.000 euros diarios en servicios de prostitución, es una barbaridad que carece de toda credibilidad, como no sea que Rodríguez sea el entrenador de Nacho Vidal. Me recuerda a aquel episodio donde Javier Rodrigo de Santos sostenía que consumía entre 22 y 23 gramos de cocaína al día, con la intención de beneficiarse de la atenuante de drogadicción, cosa que le salió bien. Y francamente, una testigo que se presenta en el despacho del abogado de una de las personas por ella señaladas, no es algo que parezca muy normal. Al final, parece que estaremos ante un caso donde las únicas pruebas de cargo son testimonios y poco más. De ahí que aún pese sobre la causa el secreto del sumario, porque el juez Manuel Penalva y el fiscal Miguel Ángel Subirán, siguen buscando a día de hoy, a saber con qué éxito aunque se diría que no mucho. ¿Bastará con los testimonios que se tienen hasta ahora para ir a juicio y lograr las condenas que se pretenden? Parece muy arriesgado y de ahí que sigan buscando. Pero ya hemos visto condenas en la Audiencia Provincial con poco más que testimonios ¡y de coimputados! De modo que Álvaro Gijón y Rodríguez pueden dar por hecho que se sentarán en el banquillo de los acusados.


Si finalmente Gijón debe ir a juicio, deberá dimitir de su cargo de diputado autonómico. Quizás lo mejor para él fuera que abandonara el escaño ahora, sin posturas heroicas al estilo “resistiré”. Pero recuerden que esta misma semana un testigo del caso Minerval afirma no solo que no hubo ninguna estafa, sino que el fármaco alargó la vida de su hermana unos dos años y le proporcionó gran calidad de vida. ¿Alguien ha cambiado su percepción del caso tras oír a este testigo? Ensuciar es muy fácil, pero limpiar ya es más complicado.

(Publicado en Última Hora)

15 junio 2017

FORMENTERENCOS

No me he recuperado aún de la moción de censura de Unidos Podemos celebrado el martes, donde el candidato a presidente del Gobierno, Pablo Iglesias, llamó "formenterencos" a los habitantes de Formentera, un gentilicio inexistente. Debió ser una jugarreta de Podem Balears a su jefe de filas, pero hay que agradecer que por una vez se cite a los habitantes de Balears en su conjunto desde la tribuna del Congreso, aunque mejor sería hacerlo correctamente.

Pero yo quería hablarles de la negativa del Ministerio de Defensa a colaborar en paliar la gravísima situación de la vivienda para los funcionarios de las diversas administraciones que son destinados a Ibiza y que no encuentran dónde alojarse a precio razonable. La oposición de Defensa a abrir las residencias militares con excusas tan poco consistentes, es lamentable y demuestra una falta de sensibilidad y un egoísmo institucional que asusta. Sobre todo si se tiene en cuenta la capacidad de sacrificio y el compromiso que demuestran los militares en tantos otros ámbitos. No se trata de restar derechos ni de causar incomodidades a los militares, sino sencillamente que las residencias puedan ser utilizadas, cuando no estén ocupadas por miembros de los Ejércitos y de la Guardia Civil, por médicos, enfermeros, inspectores de Hacienda, etc. ¿Es mucho pedir? No lo parece. Lo que sucede es que Defensa no quiere crear antecedentes y no dará su brazo a torcer, no vaya a ser que de ahí se pase a reclamar la gestión de las residencias, como torpemente hizo el Ayuntamiento de Sant Antoni, entrando como elefante en cacharrería en un ámbito, el del Ministerio de Defensa, donde tal brusquedad no procede ni conduce a ningún sitio. Por más zarandajas que se nos cuenten, las residencias son hoteles de militares para que pasen sus vacaciones. Eso es todo.

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

13 junio 2017

DELITOS DE ODIO

Este lunes se cumplió un año de la masacre en la discoteca gay Pulse de Orlando (Florida - Estados Unidos). 50 personas murieron y otras 53 resultaron heridas a consecuencia de los disparos indiscriminados con un fusil de asalto y una pistola por parte de un tipo vinculado al Estado Islámico, organización que reivindicó el atentado. Se trató del ataque terrorista más violento contra la comunidad LGTB y el que más víctimas registró en suelo norteamericano tras los atentados del 11-S contra las Torres Gemelas en 2001. No será fácil que la comunidad LGTB olvide aquello y lo que es peor, que hay gente que nos odia y que quiere vernos muertos o con menos derechos que el resto de ciudadanos.
Digo esto porque en Balears la Policía Local de Palma ha denunciado ante la Fiscalía a la entidad Valores en Balears ya que en su perfil de una red social asocian a las personas transexuales con la comisión de delitos contra la libertad sexual de los menores. Cosas así no pueden dejarse pasar por alto y veremos a ver en qué acaba la denuncia. Recomendaría a Ben Amics que se personen en la causa si finalmente la Fiscalía presenta una querella en el juzgado, como es de esperar.
No es la primera vez que esta entidad ultraderechista y otras de su órbita se conducen con auténtica y abierta homofobia. Es hora de decir ¡basta! y de que sus fechorías y menosprecios no les salgan gratis.

(Publicado en mallorcadiario.com)

11 junio 2017

SACAR PECHO DE LO QUE AVERGÜENZA

Cuando se cumplen dos años de gobierno municipal del PSOE Vila y Guanyem Vila, acontecimiento planetario que ni en sus mejores sueños llegaron los protagonistas a imaginar -y créanme que se nota-, este sábado se reunieron en la sede de UGT para hacer valoración de este periodo. Desde luego nadie podía esperar tanta sinceridad -y aún menos por parte de gobernantes- y autocrítica como para reconocer los errores cometidos ni las decepciones causadas. Pero tampoco cabía esperar un nivel de autocomplacencia y de felicidad consigo mismos, hasta el nivel de presumir de aquellas cosas por las que sus convecinos sienten bastante vergüenza.

Nada hay que objetar a que hayan peatonalizado 17.000 metros cuadrados del centro de la ciudad, de forma que los coches ya no los pisen. Ahora solo tenemos que preocuparnos por evitar ser atropellados por las bicis cuando paseamos por Vara de Rey. Tampoco hay que criticar la ausencia de enfrentamientos entre PSOE y Guanyem, que quieras que no, es algo que se agradece, pero que para ser justos debiera ser lo normal. Además, a juicio de lo observado hasta ahora, se diría que la comunión política entre PSOE y Guanyem en Vila es tan grande y tan perfecta que se avizora para las próximas elecciones municipales una coalición, para enfado de Podem Eivissa. No en vano, desde la formación que lidera Gloria Santiago en Vila, se considera a Joan Ribas no menos que un quintacolumnista.

Una ciudad cochambrosa
Que desde el equipo de gobierno municipal se saque pecho por la nueva contrata de limpieza, es síntoma de grave alejamiento de la realidad. La ciudad está tan cochambrosa como al principio del mandato del alcalde Rafa Ruiz. Es cierto que hay contenedores nuevos y que eso supone una leve mejoría, pero no lo es menos que la suciedad es la tónica dominante. Y no solo porque los guarros que ensucian son muchos, sino porque la limpieza es poca y deficiente. No negaré que Dalt Vila y Vara de Rey sean objeto de especiales cuidados, pero en el resto de barrios de la ciudad la situación es deplorable y causa vergüenza. En Ibiza, las calles no se barren o se hace escasamente. Las aceras están llenas de papeles y colillas. Solo conocen el agua en las contadas ocasiones en que llueve. En mi calle algún puerco vomitó una noche hace más de tres semanas y allí sigue el regalo y lo mismo ocurre con los excrementos de perros.

Emisario
La sustitución del emisario de la bahía de Talamanca es una buena cosa, a qué negarlo, pero el problema sigue siendo la depuradora de Vila y de eso no hay muchos avances ni los habrá en breve. Y mucho me temo que donde se ha ubicado el emisario, la porquería que por él se vierte en el mar saldrá de Talamanca para ir a Playa d’en Bossa. Al tiempo.

Centro de acogida municipal
Por último, tratar de vender como positivo el impulso para la creación del albergue o centro de acogida municipal, es un sarcasmo. Obviar la oposición vecinal a este proyecto y la demanda existente para que se haga en Es Gorg, aún más cuando se sabe que habrá que demoler el viejo retén de la Policía Local de la calle Vicent Serra, para edificar inmueble nuevo, es bastante irresponsable en términos políticos.

Tráfico y aparcamiento
Por último, el equipo de gobierno municipal omite las dificultades de circulación y aparcamiento que sufre la ciudad. Su apuesta por priorizar a los peatones es muy loable, pero eso no hará desaparecer los vehículos, por más que algunos quisieran. El colapso que se observa en las calles de Vila es notable y la falta de aparcamientos, algo evidente que no parece que vaya a solucionar el aparcamiento subterráneo que proyecta la Autoritat Portuària en la Avinguda Santa Eulària.

Port de Vila
De la situación del Puerto no diré hoy nada porque merece un análisis mucho más profundo, pero descuiden que lo tendrán a no tardar, ya que no satisface a nadie excepto a nuestros complacidos munícipes.

Chalé patera
No quiero terminar estos borrones sin felicitarme por el anuncio del Ayuntamiento de Sant Antoni de Portmany de actuar con contundencia contra el propietario del “chalé patera”, que aloja a más de 100 trabajadores. Se enfrenta a una multa de hasta un millón de euros, lo cual no está nada mal, aun teniendo en cuenta que lleva desarrollando la lucrativa y poco ética actividad varios años. Lo sorprendente es la tardanza en la medida y que no se ordene el precinto de la vivienda, habida cuenta de que, como reconoce el propio consistorio, esta medida se ordenó en anteriores ocasiones sin que fuera llevada a cabo. Con los antecedentes del titular del inmueble, conviene actuar con total contundencia y sin medias tintas.


Que pasen un feliz domingo.

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

10 junio 2017

NI EN LOS MEJORES SUEÑOS

La noticia del año para la mayoría de habitantes de Balears que tenemos la necesidad de viajar entre islas, es que los pasajes de avión por los que ahora pagamos entre 60 y 80 euros ida y vuelta, podrían costarnos en breve unos 20 euros por trayecto, 40 euros ir y volver. Este regalo caído del cielo, que nadie se esperaba, que nadie nos prometía a cambio de votarle (que es lo más habitual), es lo mejor que nos sucederá en materia de conectividad durante la legislatura que corre y que está ya en su ecuador. Incluso la tarifa plana por la que nuestros representantes políticos andaban peleando con más pena que gloria, conformándose con 30 euros el trayecto, se ve ampliamente superada por la medida con que nos obsequia el Gobierno de Mariano Rajoy, gracias al diputado Pedro Quevedo de Nueva Canarias, al que habría que dedicar una calle o aún mejor, el Aeropuerto de Son Sant Joan, mucho antes que al beato Ramón Llull, con perdón.

Lo malo del asunto es que hay que temerse lo peor por parte de las aerolíneas, que no creo capaces de evitar la tentación de subir las tarifas para rebañar en el plato. Ya conocemos los precedentes al respecto y no cabe esperar otra cosa, por lo que el Govern debe estar muy vigilante. Oír a la presidenta Francina Armengol decir que el Govern no se conformará con las migajas resulta gracioso, porque eso es lo que justamente estaba haciendo, hasta que vinieron los nacionalistas canarios a poner precio a un solitario pero imprescindible voto para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado. Un solo diputado canario ha resultado más beneficioso para los ciudadanos de nuestra tierra que 8 diputados y 7 senadores, toda una lección que los isleños deberían aprender. Si Rajoy lo ha hecho es porque se podía hacer. Y si no lo hizo antes fue porque no le interesó tener ni un mínimo gesto de justicia retributiva con quienes tan generosamente contribuyen a las arcas públicas del conjunto del Estado, recibiendo mucho menos que la media.


Ahora será interesante oír las explicaciones de sus señorías que votarán en contra de tan positiva medida, con los mismos argumentos que ellos habitualmente reprochan al PP: porque se lo manda el partido. Lo harán los diputados de Podemos y PSOE: Pere Joan Pons, Sofía Hernanz, Mae de la Concha y Juan Pedro Yllanes. Ya ven qué paradojas: votan a favor de 30 euros por trayecto y en contra de 20. Así es la política.

(Publicado en Última Hora)

04 junio 2017

VIVIR EN EL TRABAJO

¿Viviría usted temporalmente en una habitación del viejo hospital de Can Misses? Caray, mejor eso que nada, o que tener que buscarse la vida por ahí de mala manera, que es lo que tienen que hacer la mayoría de trabajadores. El Ib-Salut ofrece una solución temporal para que los facultativos acepten venir a Ibiza y tengan dónde dormir sin tener que recurrir al chalé pirata de Sant Antoni, pero en efecto se trata de un parche que nada soluciona. Sabe mal la crudeza con que el sindicato médico SIMEBAL critica la medida, porque muchos trabajadores ya quisieran tener a su alcance lo que ahora se pone a disposición del personal sanitario. Pero para solucionar el grave problema de personal que atenaza a la sanidad pública, desde el SIMEBAL piden aumentar el plus de fidelización y la indemnización por residencia, algo que habría de hacerse de forma urgente y para todos los profesionales de la administración. Es el único modo de hacer atractivo un destino en las Pitiusas. Pero claman en el desierto por ahora, porque no consta que nuestros gobernantes estén dispuestos a nada más que a ofrecer a algunos trabajadores públicos cuartos que más parecen celdas de un hospital psiquiátrico penitenciario. Aunque peor están los inquilinos de hotel de los horrores de Sant Antoni y nadie ha movido un dedo por ellos ni en contra del sátrapa que los aloja.

Dani Viñals
Los amigos del ciclista atropellado el 29 de abril se concentraron este sábado para exigir Justicia. La concentración no tenía mucho sentido una vez que el presunto autor del atropello ingresó en prisión preventiva por orden de la Audiencia Provincial, que estimó el recurso de la Fiscalía para que el conductor, que al parecer iba borracho y drogado y, además se dio a la fuga, fuera a la cárcel antes de ser sometido a juicio al estimar riesgo de fuga. Ya conocen mi opinión respecto a la prisión preventiva y considero que nadie debiera ir a la cárcel sin ser juzgado previamente, salvo casos muy concretos. Pero es posible que estemos ante uno de ellos, porque es cierto que el conductor del todoterreno ya tenía antecedentes por conducir bajo la influencia de las bebidas alcohólicas. Pero lo que no parece lógico es manifestarse ante los juzgados cuando el tipo ya está privado de libertad. Y aún menos lo de la recogida de firmas, como si la Justicia en este país se administrase a través de tribunales populares, por aclamación del populacho en la plaza pública. Los más de 200 manifestantes tienen todo el derecho a sentirse indignados, pero no pueden llevar su desazón hasta el punto de exigir no se sabe bien qué, ni que los jueces actúen a su voluntad, porque esto no funciona así.

Salvador Aguilera
Aún no nos hemos recuperado del bochorno provocado por el diputado de Podem Eivissa con su patética y deplorable intervención desde la tribuna del Parlament. Se trata de la nueva forma de hacer la política, la de hacer el ridículo más espantoso desde las instituciones, sin el más mínimo pudor. No contento con ello, se enorgullece de lo sucedido y disfruta compartiéndolo en las redes sociales. Es como lo de su excompañera Montse Seijas, diputada que está en el Parlament gracias a que allí la colocó Podem, y que ahora presume de haber tenido que dormir un par de veces en una butaca de la Cámara porque no encontró hotel durante el verano pasado. Si a cualquiera con el más mínimo amor propio le hubiera sucedido tal cosa, algo extraño teniendo en cuenta que ningún otro diputado relata haber padecido algo similar, se guardaría mucho de aventarlo. Pero ella lo considera meritorio y por eso lo cuenta sin ningún pudor. Es la indignidad hecha carne. Todo la misma semana que se ha subido la cuantía de las dietas de hotel a los diputados de Menorca e Ibiza. Y se han bajado a la de Formentera, Silvia Tur, que cobraba más de lo que decía cobrar y que podría estar incurriendo en uno de esos fraudes con el descuento de residente que tanto dice perseguir el Gobierno. Si Silvia Tur es residente en Formentera pero no vive allí, sino en Santa Eulària, entonces está claro que se beneficia de las bonificaciones al transporte entre las Pitiusas de forma indebida. ¿No hará nadie algo al respecto? ¿No dará explicaciones la diputada? En este país de pícaros, cada cual la hace según sus posibilidades, va en nuestra forma de ser. Pero sucede que algunos alzan la voz a la mínima irregularidad ajena y suele ser para que nadie se fije en lo suyo propio. Aunque una vez pillados, niegan incurrir en responsabilidad. ¡Viva España y viva todo lo que valga!, que diría Aguilera.

Feliz fin de semana.

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

VIVIR EN EL TRABAJO

Viviría usted temporalmente en una habitación del viejo hospital de Can Misses? Caray, mejor eso que nada, o que tener que buscarse la vida por ahí de mala manera, que es lo que tienen que hacer la mayoría de trabajadores. El Ib-Salut ofrece una solución temporal para que los facultativos acepten venir a Ibiza y tengan dónde dormir sin tener que recurrir al chalé pirata de Sant Antoni, pero en efecto se trata de un parche que nada soluciona. Sabe mal la crudeza con que el sindicato médico SIMEBAL critica la medida, porque muchos trabajadores ya quisieran tener a su alcance lo que ahora se pone a disposición del personal sanitario. Pero para solucionar el grave problema de personal que atenaza a la sanidad pública, desde el SIMEBAL piden aumentar el plus de fidelización y la indemnización por residencia, algo que habría de hacerse de forma urgente y para todos los profesionales de la administración. Es el único modo de hacer atractivo un destino en las Pitiusas. Pero claman en el desierto por ahora, porque no consta que nuestros gobernantes estén dispuestos a nada más que a ofrecer a algunos trabajadores públicos cuartos que más parecen celdas de un hospital psiquiátrico penitenciario. Aunque peor están los inquilinos de hotel de los horrores de Sant Antoni y nadie ha movido un dedo por ellos ni en contra del sátrapa que los aloja.
• David Viñals.
Los amigos del ciclista atropellado el 29 de abril se concentraron este sábado para exigir Justicia. La concentración no tenía mucho sentido una vez que el presunto autor del atropello ingresó en prisión preventiva por orden de la Audiencia Provincial, que estimó el recurso de la Fiscalía para que el conductor, que al parecer iba borracho y drogado y, además se dio a la fuga, fuera a la cárcel antes de ser sometido a juicio al estimar riesgo de fuga. Ya conocen mi opinión respecto a la prisión preventiva y considero que nadie debiera ir a la cárcel sin ser juzgado previamente, salvo casos muy concretos. Pero es posible que estemos ante uno de ellos, porque es cierto que el conductor del todoterreno ya tenía antecedentes por conducir bajo la influencia de las bebidas alcohólicas. Pero lo que no parece lógico es manifestarse ante los juzgados cuando el tipo ya está privado de libertad. Y aún menos lo de la recogida de firmas, como si la Justicia en este país se administrase a través de tribunales populares, por aclamación del populacho en la plaza pública. Los más de 200 manifestantes tienen todo el derecho a sentirse indignados, pero no pueden llevar su desazón hasta el punto de exigir no se sabe bien qué, ni que los jueces actúen a su voluntad, porque esto no funciona así.
• Salvador Aguilera.
Aún no nos hemos recuperado del bochorno provocado por el diputado de Podem Eivissa con su patética y deplorable intervención desde la tribuna del Parlament. Se trata de la nueva forma de hacer la política, la de hacer el ridículo más espantoso desde las instituciones, sin el más mínimo pudor. No contento con ello, se enorgullece de lo sucedido y disfruta compartiéndolo en las redes sociales. Es como lo de su excompañera Montse Seijas, diputada que está en el Parlament gracias a que allí la colocó Podem, y que ahora presume de haber tenido que dormir un par de veces en una butaca de la Cámara porque no encontró hotel durante el verano pasado. Si a cualquiera con el más mínimo amor propio le hubiera sucedido tal cosa, algo extraño teniendo en cuenta que ningún otro diputado relata haber padecido algo similar, se guardaría mucho de aventarlo. Pero ella lo considera meritorio y por eso lo cuenta sin ningún pudor. Es la indignidad hecha carne. Todo la misma semana que se ha subido la cuantía de las dietas de hotel a los diputados de Menorca e Ibiza. Y se han bajado a la de Formentera, Silvia Tur, que cobraba más de lo que decía cobrar y que podría estar incurriendo en uno de esos fraudes con el descuento de residente que tanto dice perseguir el Gobierno.
• Silvia Tur.
Si Silvia Tur es residente en Formentera pero no vive allí, sino en Santa Eulària, entonces está claro que se beneficia de las bonificaciones al transporte entre las Pitiusas de forma indebida. ¿No hará nadie algo al respecto? ¿No dará explicaciones la diputada? En este país de pícaros, cada cual la hace según sus posibilidades, va en nuestra forma de ser. Pero sucede que algunos alzan la voz a la mínima irregularidad ajena y suele ser para que nadie se fije en lo suyo propio. Aunque una vez pillados, niegan incurrir en responsabilidad. ¡Viva España y viva todo lo que valga!, que diría Aguilera.
Feliz fin de semana.
(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

03 junio 2017

TODOS CONTRA HORRACH

Qué poco se tarda en pasar de héroe a villano. Tal cosa no sucedería si no idealizáramos tan rápidamente y a menudo sin motivo. Cuántas decepciones nos ahorraríamos. Ocurre que Pedro Horrach, al solicitar la excedencia para ejercer la abogacía particular como un colegiado más, debía abstenerse de intervenir en asuntos que hubieran pasado por sus manos. Pero al asumir la defensa, junto al letrado David Salvá, del exdirector general del área de comercio del Ayuntamiento de Calvià, Jaime Nadal, detenido por orden del juez Manuel Penalva y el fiscal Miguel Ángel Subirán, se situó en el ojo del huracán. Y aún más al mantener una posición jurídica no solo de defensa, que sería lo normal, sino pasando al ataque y presentado una querella contra el alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez y otros altos cargos municipales como José Antonio Fernández, Javier Montejo y Andrés Serra. Esta estrategia, peliaguda por sí misma, ha colocado en la diana al fiscal en excedencia Horrach.

Subirán y Penalva le consideran un caballo de Troya, que incurre en incompatibilidad con respecto a la causa Cursach, ya que recibió declaración a algunos empresarios que denunciaban trato de favor del Ayuntamiento de Calvià hacia la discoteca BCM. El exfiscal jefe anticorrupción Manuel Moix, pasó su último día en el cargo pasando revista a los 4 fiscales delegados de Balears y analizando la situación, aunque no ha trascendido su opinión al respecto. El fiscal superior Bartomeu Barceló dijo estar recopilando las diligencias en las que Horrach haya participado en este caso, se supone que para enviárselas al juez. Y algunas informaciones apuntan a que el juez Penalva podría imputar a Horrach por obstrucción a la Justicia a causa de la querella presentada, aunque tendrá que esperar a que sea inadmitida, si es que tal cosa sucede.


Pero no descartemos que Moix viniese a Palma a otra cosa, concretamente a pedirle a Subirán que se aparte del caso, algo que ya le pidió Barceló en una junta de fiscales -una de las últimas a las que asistió Horrach-, aunque Subirán se opuso radicalmente. Quizás en su almuerzo en el Pesquero, Moix intentó convencerle de que deje el caso y lo asuma Ana Lamas, como medida que calmaría a la Policía Nacional, cuyos agentes no soportan a Subirán. Pero nadie puede saberlo con certeza. Lo único que sabemos es que todos van a por Horrach, ya que él se ha puesto a tiro de forma inexplicable.