10 diciembre 2017

¿LA MUERTE DEL WEST END?

Si el futuro del turismo británico en Sant Antoni depende de los horarios de cierre de los bares del West End, entonces estamos mucho peor de lo que nos creíamos. Quienes defienden que las medidas adoptadas por el consistorio portmanyí pueden acabar con el turismo, agitan un temor absolutamente infundado. Muchas otras zonas en Balears fueron sometidas a medidas de protección acústica ante el desmadre que se había apoderado de ellas y nadie se murió. Todo lo contrario, se transformaron en zonas habitables y amables, cuando habían dejado de serlo. El barrio de La Lonja en Palma es el ejemplo paradigmático. Sé de lo que hablo porque sufrí aquello en mis propias carnes. En cuanto la zona fue declarada acústicamente contaminada -hace más de quince años- y se establecieron limitaciones horarias y medidas para paliar el ruido ensordecedor que los vecinos debían soportar en contra de su voluntad, la situación se fue normalizando gradualmente -que nadie piense que el West End dejará de ser lo que hasta ahora es de la noche a la mañana- y ahora es un barrio plagado de bares musicales, pubs, terrazas y restaurantes que cierran a una hora prudencial. ¿Acaso las tres de la madrugada no lo es? A fin de cuentas, aquellos que quieran seguir la marcha disponen de una nutrida oferta de discotecas en la que seguir bailando hasta las seis. Podríamos discutir el horario de cierre de las terrazas, pues las once de la noche no parece razonable, ya que aquí esa es la hora en que mucha gente aún está cenando o tomando un café o una copa después de hacerlo. Convendría que el consistorio se esforzase en buscar el consenso con los vecinos y restauradores, pues la vía unilateral a la que está abonado el equipo de gobierno trae más problemas que soluciones.

“Ley Matutes”

Los diputados de Podem y de Més votarían en contra de cualquier cosa que pudiera beneficiar a la familia Matutes, incluso si ello perjudica a miles de familias que ya viven en terrenos que en la actualidad ya disponen de servicios de agua, alcantarillado y electricidad, como en Cala Tarida, Cala Gració o Sant Rafel, por poner algunos ejemplos y están fuera de ordenación, aunque las infracciones urbanísticas cometidas no se pueden perseguir porque están prescritas. Estos partidos demuestras estar más cómodos actuando a la contra que buscando soluciones a problemas ya existentes. Incluso si ello acaba por costar dinero a la Administración en forma de cuantiosas indemnizaciones. Eso no parece importarles demasiado, porque no lo pagan ellos sino que lo pagamos entre todos. Pero su “matutitis” es incontrolable y lo han vuelto a demostrar esta semana votando en contra de la disposición transitoria decimocuarta de la Ley de Urbanismo, que permitirá legalizar terrenos ya construidos, siempre que los ayuntamientos correspondientes así lo decidan.

Los socialistas, con el alcalde de Sant Josep al frente, se han mostrado sumamente irritados con la postura de Podem y de Més, sus socios en el Parlament en tanto que suscriptores de los “Acords pel canvi”. Negarse a buscar una solución a las viviendas fuera de ordenación es una forma como cualquier otra de mirar hacia otro lado, porque por más que se quiera, no van a desaparecer ni se pueden derruir ya que la infracción está prescrita. Pretender dejarlas en el limbo en el que ahora están no es sensato. Pero ellos prefieren la demagogia antes que buscar soluciones. Que lo hagan Terraferida o el GEN, es normal porque no son ellos quienes gobiernan. Pero que lo hagan formaciones que sí gobiernan es más preocupante. Aunque Agustinet no puede lamentarse por ello, pues los socialistas sabían en manos de quién se ponían para alcanzar el poder. Ni él ni Armengol pueden ahora reprocharles nada. Haberlo pensado antes.

Semáforos paritarios

Ya se comprende que la concejal de Igualdad, Participación Ciudadana y Transparencia de Vila, Carmen Boned, defienda su estrambótica decisión de cambiar veinticinco semáforos de peatones para sustituir un monigote por uno con falda, pero a pocos convencerá con argumentos tan inconsistentes y pueriles. ¿A esto se ha reducido el feminismo? No creo que nadie haya identificado jamás a los monigotes con un género concreto, porque lo importante de la cuestión es el color: verde o rojo. Pero ahí que el Ayuntamiento de Vila se gasta 6.000 euros en poner 25 faldas y con ello dice defender que las mujeres conquistan los espacios públicos y son más visibles. Yo no veo que un monigote sea mujer porque lleve falda. ¿Acaso las faldas son exclusivas de las mujeres? ¿Acaso todas las mujeres las llevan? Sucede que nos deslizamos peligrosamente hacia la estulticia colectiva sin que nadie se cuestione nada. Y con la de cosas importantes que hay que hacer para avanzar en la igualdad real entre hombres y mujeres, nos entretenemos en medidas inútiles y absurdas. Leer los argumentos de Boned causan rubor. 6.000 euros tirados a la papelera por capricho de la concejala.


Feliz domingo.

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

09 diciembre 2017

ATAR LOS CABOS DE LA AGENDA

Los mensajes de whatsapp los carga el diablo. Tanto si se trata de una conversación entre Luis Bárcenas y Mariano Rajoy, como si se trata de un grupo de policías locales de Madrid difamando a la alcaldesa Manuela Carmena y enalteciendo a Hitler, como si son de un juez y un fiscal con una testigo protegida, que ahora la Policía Nacional considera una embustera  patológica. Ponen los vellos de punta las amenazas y agresiones a algunos testigos del caso Cursach; o algunos episodios truculentos protagonizados presuntamente por agentes de la Policía Local de Palma para arruinar a algunos locales, beneficiando así a otros; o cómo obligaban presuntamente a contratar servicios a empresas que ellos controlaban para dejar tranquilos a los empresarios que cediesen a ello. Pero no escandalizan menos las conversaciones entre Manuel Penalva, Miguel Ángel Subirán y la ‘madame’ querulante. 

De ser ciertas, ¿cómo se puede entender que el juez Penalva le dijese a la testigo protegida 31 que había que atar “los cabos sueltos” de la famosa agenda del puticlub? ¿Cómo hay que interpretar que un magistrado instructor le diga a una testigo que cuando termine la vista oral de un juicio que él instruyó, se pase por su despacho para contarle cómo ha ido? ¿Es eso común en los juzgados de instrucción de Palma? Sería bueno conocer la opinión de los 20  jueces que acudieron un domingo a los juzgados de Vía Alemania, escandalizados al ver amenazada su independencia por una inocua manifestación legal que, además, transcurrió sin el menor incidente.


Si jueces y fiscales consideran que el proceder de Penalva y Subirán es normal y adecuado, entonces habrá que concluir que ha sucedido muchas veces antes, con otros protagonistas y en casos no tan mediáticos. ¿Cuántos testigos e investigados habrán declarado lo que les habían indicado previamente, para ver aliviados sus problemas judiciales? Solo pensarlo, estremece a cualquier persona que crea en el Estado de Derecho. Porque si producen rechazo determinados actos poco éticos de algunos ciudadanos, mucho más si son policías, cuando los cometen jueces y fiscales, aunque sea para lograr que los acusados sean condenados, entonces aún más. Los magistrados del TSJB deben investigar y aclarar todo, aunque solo sea para asegurarse del recto proceder de Penalva y Subirán, como es de desear. Solo eso podrá hacer que los ciudadanos confíen en ellos otra vez. 

(Publicado en Última Hora)

08 diciembre 2017

SEÑALES QUE NADIE ATIENDE

De las primeras cosas que le chocan a un recién llegado a la isla, son las señales de indicación de la autovía de circunvalación de la ciudad de Eivissa (E-20), que como les hagas caso o acabas en un descampado o vete tú a saber dónde. Lo digo por experiencia. Hace dos inviernos el Consell d’Eivissa se gastó un dineral en revisarla y en actualizarla, pero el progreso apenas se nota y sigue siendo más fácil descifrar un jeroglífico egipcio que aclararse con los paneles indicadores o con los de la E-10 y los principales accesos a Vila. Amalia Sebastián le ha hecho buena parte del trabajo a los técnicos municipales con el reportaje publicado ayer, cosa que habrán de agradecerle, pero mejor sería que ciertas carencias las detectaran de oficio, porque la ausencia de un paso de peatones en Comte de Rosselló, al finalizar el Passeig Vara de Rey, es algo que cualquiera ve, sin necesidad de ser experto. Sucede que la desidia se apodera tanto de las autoridades competentes como de los ciudadanos, porque uno no sabe si la ausencia o el mal estado de la señalización se debe a que no les hacemos ni puñetero caso; o si por el contrario, no les hacemos caso porque están peor que fatal. Que el carril bici de Vara de Rey no lo usan jamás las bicis es algo que salta a la vista. Pero que su existencia pasa desapercibida incluso para aquellos que quisieran usarlo, cosa que raramente sucede, también. De modo que procede cuestionarse la conveniencia de invertir un solo euro en pintar pasos de peatones, renovar señales verticales o cambiar los paneles indicadores, porque es dudoso que nadie les haga caso jamás. Vivimos en la isla de la anarquía, donde todo el mundo hace lo que quiere, en la seguridad de que normalmente no acarreará consecuencias. Y además, en la era del 4G, ¿quién se mueve mirando las señales? Google Maps o cualquier navegador es infinitamente más útil. Y menos mal.

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

03 diciembre 2017

LAS LUCES NOS HARÁN MÁS FELICES

Ya tenemos las luces navideñas encendidas para ver si nos desbocamos comprando compulsivamente. Casi todos los ayuntamientos editan programas de Navidad con actividades que nada tienen que ver con la Navidad, pero que meten en los folletos para que así salgan más cosas, aprovechando la circunstancia. A veces uno tiene la sensación de que se ríen de la ciudadanía. Como en esa rueda de prensa en el Consell d’Eivissa, con la presencia de la presidenta del Govern, Francina Armengol, y del conseller de Territori, Marc Pons, para explicar las medidas del Plan de Vivienda que hace meses que todo el mundo conoce. Se diría que Armengol quiso aprovechar el viaje, ya que estuvo en Formentera por el inicio de las excavaciones en el cementerio de Sant Ferran. Pero realmente no procede convocar una rueda de prensa para no anunciar nada nuevo, sino sencillamente recopilar la información que ya se sabe. Pero curiosamente nadie quiso perdérsela. Casi había más políticos que periodistas. Ridículo.
Fracasa la FP dual
Entre tanta felicidad importada, casi se nos pasa una noticia más que preocupante. La Formación Profesional Dual está en Ibiza al borde del fracaso. ¿Saben por qué? Pues por falta de demanda. Los estudiantes no se matriculan en ella. Tenemos una clamorosa falta de profesionales en Ibiza y Formentera, pero nuestros jóvenes no se forman debidamente porque consiguen trabajo sin necesidad de estudiar y prepararse. A partir de aquí, hagan ustedes cuentas de cómo nos pueden ir las cosas. Cubrimos la mano de obra que precisamos con gente de fuera que viene a hacer la temporada, pero pasado el verano regresan a sus casas. Pocos son los que se quedan, porque costearse una vivienda está por las nubes. Incluso con la prohibición del alquiler turístico en edificios plurifamiliares, aunque hay más oferta, los precios son inasequibles para la mayoría de trabajadores.
Cuando los pisos que construya el Ibavi en la ciudad de Ibiza estén listos, cosa que no sucederá en esta legislatura, habrá más oferta con que cubrir la demanda de alquiler existente y previsiblemente los precios bajarán. Pero eso va a tardar bastante en suceder. Es muy posible que incluso las llaves de los pisos no los entregue Armengol, sino Biel Company. Eso ya se verá. Pero el problema de la vivienda, que lastra y condiciona cualquier otra actividad, no se solucionará en breve.
Excavación en Formentera
Pero como no todo son cosas malas, aunque a menudo lo parezca, o quizá sea que la Navidad nos afloja, que todo puede ser, debemos felicitarnos por el inicio de las excavaciones en el cementerio de Sant Ferran en Formentera, para tratar de dar con los restos de los allí ajusticiados al inicio de la Guerra Civil, de modo que sus familias puedan darles una sepultura digna.
Botellón
Y también es positivo que se prohíba la venta de alcohol en Vila por las noches, aunque creo que de poco va a servir porque los que quieran hacer botellón, lo seguirán haciendo. A fin de cuentas vivimos en una isla donde abundan las prohibiciones pero falta quien las haga cumplir, con lo cual casi nunca se aplican. ¿Recuerdan? Tengo yo que ver las licorerías de Playa d’en Bossa en verano abstenerse de vender alcohol a partir de las diez de la noche porque lo diga una ordenanza municipal. Ya.
Feliz domingo.
(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

02 diciembre 2017

LA 'MADAME' QUERULANTE

Que ahora venga la Policía Nacional y diga en un informe que la ‘madame’ del puticlub es una “mentirosa compulsiva” es todo un sarcasmo, porque hasta que no los acusó a ellos, al juez Manuel Penalva y al fiscal Miguel Ángel Subirán, no les pareció una embustera, por más que ya lo parecía. Mientras señaló en sus acusaciones a quienes ellos querían que fueran señalados, la testigo protegida nº 31 fue para ellos un ejemplo de colaboración desinteresada con la Justicia. Pero ahora que han descubierto que les grababa secretamente y que les señala como urdidores de testimonios teledirigidos, viene el fiscal anticorrupción Juan Carrau y la quiere procesar por falso testimonio. Mientras la ‘madame’ acusó a Álvaro Gijón o a José María Rodríguez y a tantos otros, siguiendo a pies juntillas las instrucciones que le iban anotando en post its, no hubo ningún problema. Pero ahora que son ellos los señalados, estamos ante una querulante compulsiva.

¿Es creíble que la ‘madame’ pase, de la noche a la mañana, de ser una mujer valiente -así la calificó la pareja del juez Penalva-, a ser una delincuente? Los investigadores se pusieron en manos de una querulante (“me tienes a mí de incondicional y creo que a Manuel (el juez) también”, le dijo Subirán) porque les convino y ahora toda la causa está contaminada. Es lo que tiene enamorarse de tipos entrañables, como El Ico, o por toxicómanos irredentos, o por querulantes compulsivas. Se metieron en la ciénaga y el barro les llega a las cejas.


El juez y el fiscal del caso están pringados hasta arriba. Su interés en la causa supera con mucho el propio de sus obligaciones legales y profesionales. Ello les llevó a establecer una relación “insana” con la ‘madame’ y con otros testigos, en su mayoría delincuentes. Eso explica sus expresiones al referirse a los investigados: “unos hijos de puta”. No se busca la verdad, porque la verdad ya está descubierta por Subirán y Penalva. Durante meses se han estado buscando las pruebas y testimonios con que revestir esa realidad. Pero si queda algún atisbo de Justicia en los juzgados de Palma (algo más que dudoso viendo la actitud corporativista del fiscal jefe Bartomeu Barceló, o de unos 20 jueces aterrorizados por una inofensiva manifestación legal)  la recusación al juez Penalva prosperará. ¿O pretenderán que con lo que se ha descubierto, Penalva y Subirán sigan como si nada? ¡Menudo escándalo!

(Publicado en Última Hora) 

30 noviembre 2017

COHERENCIA Y CREDIBILIDAD

Me enorgullezco de colaborar con un medio de comunicación que, dejando de publicitar anuncios sexuales y de prostitución, pone por delante la coherencia y el interés social a su propia cuenta de resultados, reforzando su credibilidad. A esto se le llama predicar con el ejemplo y exhibir coherencia, que a la postre es lo más importante que tiene cualquier periodista y todo periódico: su coherencia y su credibilidad. No se sostiene por ningún lado mostrarse sensible contra las violencias machistas y a la vez, publicitar una de las peores formas de violencia contra la mujer, la prostitución, que es a mi juicio la esclavitud del Siglo XXI. Me recuerda a esa importante emisora de radio que, a la vez que impulsa una genial campaña contra los accidentes de tráfico; invitándonos a ponerles freno, publicitan avisadores de radares para que la DGT no nos toque el bolsillo y un gabinete legal que recurre todas las multas que nos pongan, e incluso una empresa que te pagará cuando te retiren todos los puntos del carné.
Ha llegado el momento de pasar de las palabras a los hechos y dejar de ser hipócritas. Confío en que toda la prensa escrita en papel de Balears seguirá el ejemplo de Periódico de Ibiza y Formentera, venciendo la tentación de quedarse con el pastel publicitario, ahora en exclusividad en las Pitiusas tras la renuncia de este rotativo. Pero ¿por qué quedarse solo aquí? ¿Les parece normal que estemos discutiendo sobre si los taxistas ibicencos deben vestir con cierta uniformidad y a la vez nos importe un bledo que lleven anuncios de prostitución en sus puertas laterales? Sucede que si nos creemos lo de acabar con las violencias machistas, debemos ser coherentes y no tolerar los anuncios sexistas que las denigran. Aunque nos cueste dinero, como al Grupo Prensa Pitiusa. ¡Hagámoslo todos!
(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

28 noviembre 2017

HABEMUS EPISCOPUM

El sábado tomó posesión del báculo y se sentó en la cátedra episcopal el nuevo titular de la Diócesis de Mallorca, monseñor Sebastià Taltavull. La catedral estaba abarrotada de autoridades civiles y de fieles que no se querían perder el acontecimiento. A mí me llamó mucho la atención la fotografía de portada de muchos rotativos, con los cardenales, el nuncio, los obispos y sacerdotes que concelebraron la eucaristía. Más de cien pastores sentados en el coro de la Seu de Mallorca. Ni una sola mujer, ni que fuera de monaguillo. ¿Les parece normal? A mí no. Me parece que, por más que diga mi admirado Papa Francisco, no se le da ningún protagonismo ni visibilidad a la mujer en la Iglesia Católica. Es absolutamente decepcionante. ¿Cómo es posible?

Todos sabemos que en las parroquias, muchas mujeres tienen un papel importante en las celebraciones. Incluso las hay que dan la comunión. ¿A cuenta de qué en las celebraciones más importantes y más solemnes, se relega a las mujeres a la invisibilidad? El mensaje, a mi parecer, es muy claro y nada positivo. El editorial del periódico Última Hora del domingo, titulaba: “Taltavull, en la Iglesia mallorquina del Siglo XXI”. A mí no me parece que sea propio del Siglo XXI que en una foto donde hay más de cien personas, no haya ni una sola mujer. A menudo me pregunto qué pensaría la Virgen María de esto.

Encima, este lunes el portavoz de la Conferencia Espicopal Española ha tildado la proposición de ley presentada por Unidos Podemos para combatir la discriminación al colectivo LGTBI, de “propuesta fundamentalista, incluso con visos ciertamente inquisitoriales”. ¿No resulta paradójico oír al representante de los obispos españoles hablar de fundamentalismo? Es cierto que ellos de la Inquisición deben saber mucho, porque esa institución fue suya en épocas pasadas…


Los jerarcas de la Iglesia consideran un ataque a la libertad religiosa que se enseñe a los niños en los colegios que no ha de discriminarse a nadie por su orientación sexual, ya que la homosexualidad es algo normal. Ellos no lo consideran así y pretenden que toda la sociedad se rija por sus parámetros morales. Pero si así lo hiciéramos, perpetuaríamos un modelo medieval que relega a las mujeres y también a los individuos LGTBI. Y la verdad, no nos da la gana que España sea una teocracia como Irán, donde por cierto, tampoco hay mujeres las fotos de los actos relevantes, como sucede en el Vaticano o este sábado en la Catedral de Palma.

(Publicado en ibizadiario.info)

26 noviembre 2017

POCOS MÉDICOS QUERRÁN VENIR

Ibiza y Formentera son un destino poco apetecible para muchos funcionarios públicos, porque se gana poco en comparación con otros lugares y además, resulta muy caro vivir aquí, especialmente a la hora de costearse una vivienda, ya sea en alquiler, ya sea comprándola. Esta realidad inapelable, que no cambiará en breve, hace que muchos puestos estén vacantes, lo que acaba repercutiendo en la calidad del servicio público que recibe el ciudadano. La indemnización de residencia (más conocida como plus de insularidad) que perciben los funcionarios del Estado es ridícula si se tiene en cuenta la carestía de la vida en las Pitiusas. Pocos trabajadores públicos quieren vivir aquí y, si encima, les imponemos requisitos que en otros lugares no tienen y que para algunos les supone un obstáculo más, estamos tirando piedras a nuestro propio tejado.

Decreto del catalán
Yo creo que los profesionales de la sanidad pública de las Pitiusas debieran conocer las dos lenguas oficiales. Eso es lo ideal. Pero el problema de falta de personal lo tenemos nosotros y con el requisito del catalán, se está desincentivando aún más que quieran venir. Claro que ahí están los 160 profesionales en Ibiza y los 30 en Formentera que van a cursos de catalán en horario laboral y no les estalla el cerebro. Las facilidades que la Administración les da para formarse son máximas e incluso se les otorga un plazo generoso de dos años para alcanzar el nivel de conocimientos requerido, un exiguo B2. Pero aún así hay quien opta por el victimismo y prefiere decir que se le expulsa por no saber catalán, cuando debieran explicar razonablemente por qué no quiere aprenderlo ya que viven y trabajan aquí. Pero es cierto que muchos habrá que cuando vean una vacante en Balears, directamente la obviarán. Sobre todo médicos especialistas. Y en este sentido el decreto no solo no ayuda, sino que perjudica gravemente al sistema público de salud. Si los médicos y enfermeros que quisieran venir a trabajar a las islas fuera enorme, pues entonces tendría su lógica cribar con requisitos. Pero sufriendo las carencias de profesionales que padecemos, resulta incomprensible empecinarse en la exigencia del catalán.

El misterio de las multas de Valdés
Continúa el misterio inexplicable de las dos multas de tráfico que la Policía Local de Sant Antoni impuso al teniente de alcalde Pablo Valdés y que nunca fueron grabadas en el sistema informático para que tuvieran el curso correspondiente que tuvieron las demás denuncias que no iban contra un concejal del equipo de gobierno. El alcalde Pep Tur decidió con desdén  mandar el asunto a los juzgados, pero se las han devuelto para que sea la administración local la que aclare lo que sucedió. Tur dejó pasar una oportunidad magnífica en el programa ‘Bona nit Pitiüses’ de la TEF de agradecer a este periódico que publicase la noticia de la desaparición de las multas, porque ello permitió cobrarlas. De otro modo, quién sabe lo que hubiera sucedido. Lo más seguro es que nada, claro. Eso que se ahorraba Valdés. Y los puntos del carné que le volaron, que es casi más doloroso que la sanción económica.

Pero el alcalde 'Cires', no contento con seguir sin ofrecer una explicación convincente al misterio, ni dispuesto a que nadie asuma ninguna responsabilidad en un asunto objetivamente grave que él pretende despachar como quien espanta moscas, no perdió oportunidad para cargar contra el jefe de la Policía Local de Sant Antoni, presunta víctima en un caso de acoso laboral que un juzgado de Ibiza investiga. Intentó desprestigiarle porque estuvo de baja por enfermedad, pero se desprestigió a sí mismo en su intento, porque dio credibilidad a la acusación de Verdugo. Si no le hicieron la vida imposible, lo parece bastante. Y si ha estado de baja, convendría que Tur analice si él tiene alguna responsabilidad en ello. O si pudo hacer algo para evitarlo. Pero no, mejor espantar moscas y mofarse de un funcionario público. Este es el nivel en Sant Antoni.

Pasen un feliz domingo.

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)

25 noviembre 2017

MENUDO CACAO CON LA 'MADAME'

Las gravísimas acusaciones que sostienen los abogados Vicente Campaner y José Ignacio Herrero contra el juez Manuel Penalva y el fiscal Miguel Ángel Subirán, investigadores del “caso Cursach”, expanden una sombra de duda brutal sobre la causa que llevan entre manos y que solo pueden disipar los magistrados del Tribunal Superior de Justicia, pero no quieren. Ni admiten ni inadmiten la querella que Campaner presentó contra el juez y el fiscal. No es plato de gusto para ningún juez investigar si un compañero de carrera se ha pasado al lado oscuro o se ha excedido en sus funciones, pero esta inacción apesta por todos lados. Y además ahora, con este cambio de versión de la testigo protegida 31, (la madama del burdel donde supuestamente policías y políticos iban a tirarse a las chicas a cuenta de Cursach en agradecimiento por los favores recibidos), ya no pueden mirar hacia otro lado, por más que lo pretenda el fiscal jefe Bartomeu Barceló.

El proceder de juez y fiscal los ha podido apreciar todo el que haya visto los vídeos en los que se sostiene la querella. Son elocuentes, pero nadie parece pedirles explicaciones por su comportamiento. Las acusaciones que sostiene Vicente Campaner son verosímiles. Aunque a decir verdad, las palabras de la madama del burdel ni eran de fiar entonces, cuando señalaba a José María Rodríguez y a Álvaro Gijón, ni son de fiar ahora, que señala a sus protectores Penalva y Subirán. Se fio de tener al juez y al fiscal de su parte; hizo lo que ellos le dijeron, supuestamente; confió en que haciéndolo se solucionarían sus problemas judiciales; pero mientras tanto, les grababa y guardaba pantallazos de whatsapp y hasta “post its” que yo me creo tanto como la agenda del burdel. Nada.

Los jueces del TSJ tienen un enorme dilema, porque si admiten la querella deben apartar al juez y al fiscal del caso, cosa que celebrarán los integrantes de la mafia policial. Y si no lo hacen, se arriesgan a que instancias superiores acaben arruinando todo el proceso. Ya se demostró que el traslado de Cursach a una cárcel de la península fue ilegal. Y el Colegio de Abogados apreció “graves ofensas” de Penalva y Subirán a Herrero. Sería catastrófico que al final sean Penalva y Subirán quienes con su proceder, procuren que los integrantes de la mafia policial se vayan de rositas. Y es que el cacao de este caso es ya tan grande, que nadie puede adivinar cómo acabará.

(Publicado en Última Hora)

23 noviembre 2017

LA REPÚBLICA INDEPENDIENTE DE FORMENTERA

“La corrupción generalizada y el conflicto político con Catalunya; dos elementos que cuestionan la validez del régimen del 78 y, por tanto, aumentan la incertidumbre a nivel económico. Por todo esto, las expectativas económicas son a la baja y las previsiones para el 2018 están por debajo del 3%”. ¿Cómo se quedan? Esto lo ha difundido el Consell Insular de Formentera en el documento donde explica los presupuestos de la institución para el año próximo. El Consell Insular cumple diez años y a menudo la minoría de edad se nota. La puerilidad de ciertos planteamientos en boca de un adulto resulta alarmante, principalmente para los ciudadanos que le pagan su sueldo, que habrán de comprobar cómo sus representantes desbarran con sandeces, nada menos que cuando explican las cuentas públicas. Si los presupuestos se inician con semejante estupidez sobre el contexto económico estatal, ya pueden imaginar cómo será lo demás. Y lo dicen quienes van a gestionar más de 26 millones, casi el 13% más que el año pasado. Pero en materia presupuestaria es vital no confundir los deseos con la realidad. La descarada militancia de GentxFormentera en el ámbito independentista (catalán, no balear ni de Formentera) hace que se sostengan barbaridades sin rubor sobre la marcha de la economía española. El president Jaume Ferrer y Bartomeu Escandell, conseller de Hacienda, afirman que el régimen político y jurídico derivado de la Constitución de 1978 ya no es válido por la corrupción generalizada en España y por la crisis catalana. Los “formenterencos” (que diría Pablo Iglesias) no hablan de otra cosa. Deberían llevar cuidado al hablar de corrupción, a la vista de los índices de transparencia de la institución en que gobiernan, manifiestamente mejorables. Solo hay que ver su portal de transparencia, vacío en gran parte. Pero mejor hablar de España, ¿verdad? Mal, por supuesto. 

(Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)